Alfredo Angulo reenfoca su carrera hacia un título mundial

El sábado pasado, el "Perro" Angulo, derrotó por decisión unánime a Jorge “Pantera” Silva
Alfredo Angulo reenfoca su carrera hacia un título mundial
El sábado, Alfredo Angulo salió con el brazo en alto luego de derrotar a Jorge ‘Pantera’ Silva en la Memorial Sports Arena.
Foto: AP

Es un perro que ladra. Es un perro que muerde. Es Alfredo Angulo, quien deja atrás para siempre las contariedades que le alejaron de los cuadriláteros, y reenfoca su carrera para rescatar su protagonismo en el boxeo de élite y reclamar su lugar en la cotizada categoría de los superwelter.

Así lo dejó escrito el pasado sábado en la Memorial Sports Arena, cuando derrotó por decisión unánime a Jorge “Pantera” Silva, un rival serio que se plantó en la mitad del ring a cruzar trompadas con el nativo de Mexicali y lo llevó a la distancia.

“Ésa era la idea. Tener al frente un rival con el que tuviéramos un ejercicio más largo para meterme más en ritmo”, dice Angulo, con algunas huellas de la refriega en su rostro.

Ha sido un buen rival Jorge Silva: ¿Era lo que esperaban de él?

“Sí, sabíamos lo buen boxeador que es y eso estuvo de acuerdo con lo que le pedimos a Golden Boy Promotions… queríamos un rival de calidad para una buena pelea y así salió”.

El pasado 10 de noviembre, en su regreso al boxeo tras siete meses en un reclusorio de inmigración, el “Perro” Angulo enfrentó al texano Raúl “Tigre” Cásarez que apenas aguantó un minuto del combate.

Justo hasta que Angulo conectó un gancho largo directo a su mandíbula para cerrar el pleito.

En su regreso ante Cásarez se te vio ansioso ¿esta vez lo planearon a otro ritmo?

“Sí, puede ser que haya menos ansiedad porque ya había dejado atrás los nervios del regreso, pero ustedes ya saben cómo pelea el ‘Perro’ Angulo. Yo entro a pelear y es a pelear…”.

Y esta vez, para bien del espectáculo, se encontró con un jovencitode 20 años, de Tijuana, que dejó abajo del ring lo novato y se plantó a pelear por la victoria.

De tú a tú los primeros asaltos, “Pantera” Silva que lo dejaba venir a Angulo y cuando éste parecía castigar a gusto, metía rabiosas combianciones que ponían freno al “Perro”, que debía iniciar de nuevo su ofensiva.

Como ejercicio debió ser estupendo para darle piernas a un Angulo acaso un poco enmohecido por la poca actividad de este año.

De la grada bajaba un apoyo sonoro hacia un hombre que ha debido batallar contra sus propios fantasmas en meses recientes.

¿Le pone presión escuchar un apoyo tan masivo de la gente de Los Ángeles?

“Digamos que eso no es presión, para un boxeador eso es un estímulo. En Los Ángeles me inicié y aquí he hecho toda mi carrera y ellos me conocen. Aquí saben que cuando pelea el ‘Perro’… hay pelea“.

Es un compromiso con lealtades de lado y lado. ¿Lo podemos definir así?

“Seguro. Yo siempre subo a dar lo mejor y para mí el boxeo es dar espectáculo…”.

¿Por qué que sigue la gente al “Perro” Angulo?

“Porque les doy todo, porque saben que soy una persona humilde… y por eso es que ustedes verán que muchos de mis seguidores son los niños”.

Sabe que se viene un 2013 que debe ser un año icónico para su carrera.

A los 30 años es todavía joven, pero ya es tiempo de probarse frente a los grandes de las 154 libras.

Hay grandes boxeadores y muchos millones en los superwelters y él lo sabe, pero no se deslumbra.

“Por ahora lo importante es pelear y ganar, en el dinero no pienso, si te va bien en esta carrera el dinero y todo lo demás llegan solos”.

No tanto como eso, pero está claro que la motivación y las ganas juntas son una fuerza superior para los grandes logros y Alfredo Angulo está dispuesto a darlo todo en un año crucial en el que sus seguidores y su promotor Golden Boy Promotions, esperan con ansia a un “Perro” con hambre de títulos.