Casa Blanca rechaza “plan B” de republicanos sobre “precipicio fiscal”

Jay Carney desestimó la propuesta argumentando que no protege a la clase media
Casa Blanca rechaza “plan B” de republicanos sobre “precipicio fiscal”
El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, rechazó hoy la propuesta de “plan B” presentada por los republicanos para desatascar las negociaciones en torno al llamado “precipicio fiscal”, al “asegurar que no protege a las familias de clase media”.
Foto: EFE

Washington – El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, rechazó hoy la propuesta de “plan B” presentada por los republicanos para desatascar las negociaciones en torno al llamado “precipicio fiscal”, al “asegurar que no protege a las familias de clase media”.

“El presidente (Barack Obama) ha propuesto un plan razonable y equilibrado sobre la mesa que incluye una significativa reducción del déficit y refleja un compromiso real”, afirmó Carney en un comunicado.

El plan republicano fue presentado hoy por el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, y supondría aceptar una subida de los impuestos para aquellos hogares que ganen más de $1 millón al año.

Pese a suponer una modificación de la posición original de los republicanos, que se oponían en principio a cualquier subida de impuestos, aún se encuentra lejos del umbral de $400,000 defendido por el presidente Barack Obama, a partir del cual se elevarían los impuestos.

También Obama ha suavizado su posición original, que situaba la frontera para la subida de impuestos en los $250,000, en un nuevo intento de avanzar hacia un acuerdo que evite la abrupta combinación de recortes de gastos y subida de impuestos conocida como “precipicio fiscal” prevista para comienzos de 2013.

“Los parámetros del acuerdo están claros y el presidente sigue deseando colaborar con los republicanos para encontrar una solución bipartidista que evite el precipicio fiscal, proteja a la clase media, ayude a la economía y la ponga en un camino fiscalmente sostenible”, agregó Carney.

Sin embargo, el portavoz insistió en que “(Obama) no aceptará un acuerdo que no pida lo suficiente a los más ricos en impuestos y en su lugar haga recaer la carga sobre la clase media y los mayores”.