Aplazan la huelga

Se habría paralizado casi la mitad del comercio de EEUU
Aplazan la huelga
Los trabajadores portuarios "casuales" solo pueden trabajar esporádicamente, lo que les dificulta el acceso a la unión.
Foto: EFE

WASHINGTON, D. C. (Servicios de La Opinión).— Mediadores del Gobierno federal de Estados Unidos lograron aplazar, de manera temporal, una huelga de estibadores en 15 puertos, que iniciaría mañana domingo y que habría paralizado casi la mitad de la actividad comercial del país.

Tras las negociaciones, monitoreadas por la Casa Blanca, se acordó una extensión de 30 días al contrato de más de 14 mil trabajadores en las terminales portuarias de Massachusetts hasta Miami en la costa este y hasta Houston en el Golfo de México.

Los 15 puertos mueven casi la mitad del tráfico de mercancías en contenedores en Estados Unidos, o más de 100 millones de toneladas en bienes cada año.

Se estima que la huelga de trabajadores portuarios hubiera costado mil millones de dólares diarios a las compañías de transportación marítima.

Hasta la intervención federal las negociaciones entre el Sindicato Internacional de Estibadores y las compañías trasportadoras estaban trabadas por la disputa de recortes a los pagos de los trabajadores portuarios por cada tonelada de carga que mueven.

Varios empresarios solicitaron al Gobierno del presidente Barack Obama su intervención para prevenir el cierre de puertos.

Hora antes, el vocero de la Casa Blanca, Matt Lehrich, declinó comentar si el presidente atendería la petición del gobernador de Florida, Rick Scott, de invocar la Ley Taft-Hartley que permite al mandatario evitar o interrumpir el paro.

El acuerdo, facilitado por mediadores del Gobierno federal, ocurrió poco después de que la Casa Blanca instara a las partes a que siguieran negociando.

La huelga de unos 14,500 estibadores en al menos 14 puertos, que estaba previsto que iniciara el próximo domingo, podría causar pérdidas de miles de millones de dólares, repito, en un momento en que la economía de EEUU hace frente en paralelo a la amenaza del llamado “precipicio fiscal”.

“Los mediadores federales siguen ayudando en las negociaciones y nosotros seguimos observando la situación de cerca e instamos a las partes a que continúen los esfuerzos en la mesa de negociaciones para llegar a un entendimiento tan pronto como sea posible”, señaló el portavoz presidencial Matt Lehrich.

Según el Servicio Federal de Mediación y Conciliación, los estibadores y las patronales llegaron a un acuerdo provisional acerca del pago de regalías, el punto más controvertido en el conflicto laboral que ha prolongado las negociaciones por nueve meses.

Los 14 puertos que podrían verse afectados incluyen Boston, Nueva York-Nueva Jersey, Baltimore, Charleston, Savannah, Miami y Houston, que trasiegan cada año unos 110 millones de toneladas de carga, aproximadamente el 45 % del comercio portuario de EE.UU.

No ha habido una huelga de tal magnitud desde 1977.

La Asociación Internacional de Estibadores y la Alianza Marítima de EEUU continuarán sus negociaciones por otros 30 días, señalaron los mediadores.

“Este acuerdo sobre un asunto importante representa un gran paso positivo hacia el logro de un acuerdo global en la negociación del convenio colectivo”, señaló en un comunicado el director de la agencia federal George Cohen.

“Si bien persisten algunos puntos significativos en disputa soy optimista, con cautela, en el sentido de que podrán resolverse en el período de extensión [del contrato] por treinta días”, añadió.

Los trabajadores portuarios y las compañías navieras iniciaron las negociaciones de un nuevo contrato en marzo pasado y llegaron a acuerdos tentativos en julio sobre aspectos relacionados con la nueva tecnología y la jurisdicción del gremio sobre el trabajo en nuevas áreas del trasiego de carga.