La violencia en México no para

Atacan fiesta: un muerto; investigan asesinato de familia en Puebla

La violencia en México no para
Armas que se han cambiado por bicicletas, computadoras o dinero, en un esfuerzo del Gobierno por aminorar la violencia entre la población.
Foto: AP

MEXICO (Servicios de La Opinión).— Un grupo de hombres armados ingresó por la fuerza a la fiesta de una quinceañera en el norte de México y disparó contra los invitados, dejando un muerto y 11 heridos, informaron las autoridades.

Un funcionario del estado de Nuevo León dijo que los agresores llegaron cerca de la medianoche del sábado a la fiesta del 15 cumpleaños de la menor en la ciudad de Monterrey. El funcionario habló con The Associated Press bajo condición de no ser identificado por carecer de autorización de dar declaraciones a la prensa.

Los agresores buscaban a un hombre, Julio César Cruz, y una vez que lo hallaron dentro de la fiesta lo mataron a balazos, agregó el funcionario. Los familiares que trataron de protegerlo antes de que fuera acribillado también resultaron heridos.

Ocho de los heridos ya fueron dados de alta de un hospital local. Otros tres, que seguían internados, estaban estables el domingo.

El funcionario dijo que la quinceañera no resultó herida en el ataque.

Monterrey ha sido escenario de batallas sangrientas entre el cártel de los Zetas y el cártel del Golfo, dos organizaciones de narcotraficantes

Por otra parte, autoridades mexicanas investigan el asesinato de una familia en Puebla, en el centro del país, que pudo ser víctima de bandas dedicadas al robo de combustible, dijeron ayer fuentes policiales.

Los cadáveres de las cuatro personas de una misma familia fueron hallados envueltos en cobijas en un barranco cerca de la presa de Valsequillo, a las afueras de la ciudad de Puebla, capital del estado homónimo.

La Fiscalía local informó que los cuerpos podrían ser de los miembros de una familia que huyó del oriental estado de Veracruz debido a las amenazas de los grupos del crimen organizado.

Uno de los integrantes de la familia era trabajador de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Veracruz y presuntamente tenía vínculos con la delincuencia en relación con la sustracción ilegal de combustible de los ductos de la empresa estatal, indicó un comunicado oficial.