A los 40, el nuevo ‘Temo’

'La edad me ha calmado', afirma Cuauhtémoc en su cumpleaños
A los 40, el nuevo ‘Temo’
El 'cuarentón' Cuauhtémoc Blan- nco se resiste al retiro.
Foto: MEXSPORT

MÉXICO, D.F. (NTX).— En su cumpleaños 40, el controvertido futbolista Cuauhtémoc Blanco dijo ayer: “La edad me va calmando y además ahora tengo que ver por mis hijos”, por lo que reiteró que le gustaría filmar una película en la que cuente su vida.

“Estoy feliz con lo que he hecho y logrado, estoy muy contento. Sí estoy arrepentido de muchas cosas que cometí y muchos errores que he hecho, pero con eso se nace y el carácter lo tengo desde que tenía 6 años. Imagínate, a los 13, 14 o 15 años jugaba con veteranos y no me gustaba que me pegaran, pero como ya van pasando los años, la edad me va calmando y ahora tengo que ver por mis hijos”, declaró.

Además de brillar con extraordinarias jugadas con el balón, el “Cuau” también ha concentrado los reflectores por acciones polémicas, siendo una de ellas festejar un gol tendido en la cancha, como si estuviera en la playa, frente a su acérrimo rival, el técnico argentino Ricardo La Volpe.

“En la cancha uno se transforma, y cuando ya termina la calentura lo resientes, eso es obvio, creo que me equivoqué en muchas cosas, soy un ser humano y me voy a seguir equivocando porque nadie es perfecto”, dijo el “Temo” al programa radial Pasión.

Para la Copa del Mundo Alemania 2006, La Volpe se las cobró todas a Blanco y lo dejó fuera de la selección mexicana a pesar de las protestas de los aficionados.

“En la vida hay que perdonar. No hay ningún problema, él [La Volpe] no me quiso llevar al Mundial y no pasa nada, la vida sigue y me dio la oportunidad de ir a otro Mundial [al de Sudáfrica 2010]”, declaró con un tono de voz que reflejó tranquilidad.

Finalmente, señaló: “Me encantaría hacer una película de toda mi vida, que ha sido muy padre y maravillosa, y creo que a mucha gente le encantaría. Lo platiqué con Diego Luna y ‘Chucho’ Ochoa. Me encantaría hacer una película de cuando trabajaba, me iba en el metro y andaba en el pesero. Creo que ésas son cosas bonitas”, aseguró el carismático, mal encarado, pero bien querido Cuauhtémoc Blanco.