‘Gio’ anota; cae Mallorca

El Espanyol de Aguirre gana y se aleja del fantasma del descenso
‘Gio’ anota; cae Mallorca
El defensa del Espanyol Juan Forlin (izq.) y su compañero, Diego Colotto, disputan un balón con el Giovani Dos Santos.
Foto: EFE

BARCELONA, España (EFE).— El mexicano Giovani dos Santos anotó su primer gol con el Mallorca pero su equipo cayó 3-2 ante el Espanyol de Barcelona en el que juega el también mexicano Héctor Moreno y dirige Javier Aguirre.

El duelo correspondió a la jornada 20 del campeonato de la Liga Española.

El partido en el Estadio Cornellá fue épico ya que cuadro local se fue adelante en el marcador y después el conjunto visitante le dio la vuelta en cinco minutos

Espanyol empató el encuentro de penalti y firmó el 3-2 a falta de seis minutos para el final del partido.

El resultado fue un duro golpe para el Mallorca que ya se veía con los tres puntos al descanso gracias a Giovani y Javi Márquez, pero la insistencia blanquiazul, liderada por Longo en la reanudación, tuvo premio.

El italiano forzó un penalti y más tarde Baena culminó el trabajo.

Los tres puntos son oxígeno puro para los “pericos” que se alejan del descenso.

La presión del cuadro del entrenador mexicano, Javier Aguirre, fue total al inicio: recuperaciones, transiciones rápidas y cambios de posición para desconcertar a la zaga visitante. Aún así, apenas hubo disparos sobre la portería defendida por Aouate.

En uno de ellos, Simao impactó el balón en la mano de Kevin dentro del área, de forma involuntaria, y el árbitro no señaló nada.

El Mallorca, por su parte, apenas pasaba de medio campo con peligro.

Sólo una jugada personal de Giovani, en el 14′, inquietó al arquero Kiko Casilla, pero el delantero mexicano se quedó sin espacio ni ángulo tras su último recorte.

El Espanyol era una avalancha y finalmente Simao se disfrazó de su mejor versión y sorprendió con un libre directo, por una falta de Javi Márquez sobre Baena, a Aouate.

Su disparo se estrelló en el interior del poste y entró en el 17′ y el Espanyol veía recompensaba su constancia.

Los locales no renunciaron a una receta que ya había funcionado y siguieron muy presentes en el área rival.

El Mallorca tampoco modificó demasiado su futbol, pero sí recuperó más control defensivo y poco a poco fue ganando terreno al Espanyol, que ya miraba el marcador pensando en el descanso.

En el 36′ Giovani tuvo más fortuna que en su primera ocasión.

Tras un error defensivo de su compatriota Héctor Moreno, el delantero del conjunto balear cruzó el balón solo ante Kiko Casilla y empató el partido 1-1 gracias al regalo de su coterráneo.

El Espanyol estaba algo desconcertado y lo acabó pagando caro.

En el 42′ vino la sorpresa cuando Javi Márquez se encontró un balón perdido a diez metros del área grande y conectó un zurdazo venenoso que, sin mucha potencia, acabó convirtiéndose en el 1-2.

La reanudación empezó con los jugadores de Aguirre revolucionados en busca del balón y el empate.

Mallorca estaba muy cómodo jugando con pases largos y sin riesgos pero a medida que avanzaba la segunda parte el equipo insular estaba más atrás y el Espanyol se crecía.

Longo, el delantero italiano, que entró en el 46′, puso la garra en el área y su trabajo tuvo premio.

El árbitro señaló, en el 67′, un penalti de Nunes sobre el exjugador del Inter de Milán que fue convertido por Verdú.

Su tiro, raso, fuerte y hacia la izquierda puso el 2-2.

A la tensión del marcador y las urgencias de ambos equipos se añadía la dureza del juego.

Sin control de ningún equipo, Víctor pudo responder al empate al momento pero perdonó. Casi en la línea de fondo, el delantero envío por encima del larguero el balón.

Cuando faltaban 10 minutos para el final, el árbitro enseñó la segunda amarilla a Luna y dejó al Mallorca con uno menos.

Era el momento del Espanyol, que no se conformaba con el empate en su estadio y en el 84′ fue Baena el que apareció para poner el 3-2 definitivo en el marcador.