Celebran en Colorado respaldo a universitarios indocumentados

El proyecto de ley SB13-33, que daría matrículas a inmigrantes con el beneficio que se le otorga a residentes del estado, fue aprobado ayer por el Comité de Educación del senado estatal

Guía de Regalos

Celebran en Colorado respaldo a universitarios indocumentados
Sonia Gutierrez testificó ayer sobre un proyecto de ley ante el comité del Senado de educación en el Capitolio, en Denver.
Foto: AP

Denver (Colorado) – El amplio respaldo político alcanzado por un proyecto de Ley para favorecer a universitarios indocumentados de Colorado prácticamente asegura que, tras seis intentos previos, este año pueda ser aprobado, según sus promotores.

El proyecto de ley SB13-33, de los senadores demócratas Michael Johnston y Ángela Girón, fue aprobado este jueves por el Comité de Educación del senado estatal, por seis votos a favor (cinco demócratas y un republicano) y tres en contra (todos republicanos).

Al justificar su voto, el senador republicano Owen Hill dijo que era su “deber moral” cambiar las leyes vigentes sobre el costo de la colegiatura para estudiantes universitarios indocumentados en proceso de regularizar su situación o beneficiados por el programa de acción diferida.

Pero además del apoyo de los republicanos, la propuesta cuenta también con el respaldo del gobernador de Colorado, John Hickenlooper, de los presidentes de varias universidades y colegios comunitarios y directivos de agrupaciones empresariales.

“Creemos que todos los estudiantes calificados que se graduen de las escuelas secundarias de Colorado merecen tener la posibilidad de ir a la universidad con los aranceles accesibles reducidos que pagan los residentes en este estado”, dijo hoy a Efe Joe Watt, director de comunicaciones del Bell Policy Center, una de las organizaciones que apoya el proyecto SB13-33.

“Creemos que los aranceles accesibles abren puertas de oportunidades para estos estudiantes. El permitirles que continúen con sus sueños y que alcancen su potencial enriquece y fortalece a nuestro estado y a nuestra economía”, agregó.

Una de esas estudiantes, Yesenya (de quien no se dio su apellido) cursa el grado 12 en una escuela de Denver, donde ya ha conseguido 23 créditos universitarios y ha obtenido altas calificaciones en sus exámenes preuniversitarios, testificó ante la comisión del Senado.

Otra estudiante hispana indocumentada, Alexa, que está en el grado 11, indicó que recientemente recibió su permiso de trabajo (por el programa de acción diferida) y agregó que la aprobación supondrá un importante impulso a su formación.

“No les estamos pidiendo mucho, pero hará una gran diferencia y nos dará esperanza de que los ‘soñadores’ como yo podamos ir a la universidad”, testificó Alexa ante los legisladores, a los que dijo que la educación superior “debe ser accesible para todos”.

SB13-33, que se calcula que será aprobada debido a que los demócratas controlan este año ambas cámaras de la Legislatura de Colorado, establece unos requisitos para determinar qué estudiantes indocumentados podrán acceder a los aranceles universitarios reducidos.

Esos requisitos incluyen haberse graduado de una escuela de Colorado, haber vivido en el estado durante un mínimo de tres años seguidos y firmar una declaración jurada indicando que el estudiante en cuestión ya comenzó el proceso de regularizar su situación o califica para hacerlo.

Estos estudiantes, dijo la senadora Girón, “no conocen ningún otro país”.

“Muchos de estos jóvenes ya han solicitado y han recibido la acción diferida, por lo que son elegibles para trabajar en este país. No resulta inteligente desde el punto de vista de la inversión realizada ahora decir- ‘Oh, ya no vamos a recibir nada de esa inversión’”, agregó.

Para Watt, del Bell Policy Center, la coalición que apoya la SB13-33 entiende que esta medida “no sólo es una buena política educativa, sino que también es una buena política para el desarrollo de la fuerza laboral”.