Lalo Rodríguez retorna a Puerto Rico con una vida transformada

El salsero puertorriqueño Lalo Rodríguez regresa a su país para dar un concierto este viernes tras dos años de ausencia, en un momento de su vida que describe como "color de rosa" tras sufrir una "transformación total."
Lalo Rodríguez retorna a Puerto Rico con una vida transformada
Lalo Rodríguez regresó a su país para presentar un concierto tras dos años de ausencia.
Foto: EFEJorge Muñiz

SAN JUAN, Puerto Rico.— El salsero puertorriqueño Lalo Rodríguez regresa a su país para dar un concierto el viernes tras dos años de ausencia, en un momento de su vida que describe como “color de rosa” tras sufrir una “transformación total”.

Ubaldo Rodríguez Santos, Lalo Rodríguez, sostuvo el martes en conferencia de prensa que esa conversión personal se debe a su confianza en Dios tras tumultuosas experiencias, incluida una acusación de violencia doméstica.

“Hoy por hoy, lo que siento es alegría, armonía, paz, tranquilidad y amor. ¿Y cómo lo he logrado? No he sido yo solo. Confío en que Él ponga la mano donde quiera para subsanar las heridas para lograr el triunfo”, dijo Rodríguez, de 54 años.

El artista boricua contó además que parte de esa transformación personal se debe a la mejora de su físico gracias ejercicio y dieta, que le ha permitido adelgazar diez kilos (más de 22 libras) en varios meses.

Contó que su rutina incluye caminar más de diez kilómetros diariamente, una mejor alimentación y tratamientos de calor en sauna para mejorar su voz, que dijo que ha mejorado durante el pasado año.

Esa nueva voz la llevó el viernes al Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré de San Juan, donde presentaró su espectáculo Mi trayectoria, dirigido por el trombonista y profesor Manuel García, de la Escuela Libre de Música.

El salsero boricua describió como “un orgullo y alegría” su regreso y presentación en el Centro de Bellas Artes de la capital, durante años la principal sala de espectáculos de la isla caribeña hasta que en 2004 abrió el Coliseo de Puerto Rico José M. Agrelot de San Juan.

Dijo que se trata del recuento de toda su trayectoria, en lo que se ha bautizado como Mi trayectoria, indicó el intérprete de éxitos como Ven devórame otra vez, Máximo Chamorro y Tristeza encantada.

Explicó que en esta etapa de culminación quiere retomar el Centro de Bellas Artes, donde actuó en las décadas de los ochenta y noventa coincidiendo con la explosión de la salsa romántica.

La última ocasión que Rodríguez se presentó en un gran espectáculo en Puerto Rico fue en noviembre de 2009, en el denominado concierto 35 x 35 su música… su historia Lalo Rodríguez.

Rodríguez anunció además que próximamente lanzará su nueva producción, Con todo mi corazón, la cual lleva guardada muchos años pero que debido a problemas con discográficas no la ha podido sacar al mercado hasta ahora.

Rodríguez ganó con tan solo siete años un concurso de talento infantil y a los 12 formó parte de la orquesta Tempo Moderno, en la que permaneció por cuatro años, hasta que se unió a la agrupación del veterano pianista y productor musical Eddie Palmieri.

La primera producción en la que Rodríguez trabajó junto a Palmieri fue The Sun of the Latin Music (1974).

Canciones como Nada de ti, Deseo salvaje, Una rosa española y Nunca contigo formaron parte del disco, el cual se convirtió en el primer álbum en obtener un premio Grammy anglosajón en el género de la salsa.

Rodríguez grabó su segunda producción Unfinished Masterpiece (1975), seguido del disco Fireworks (1976) junto a la banda de Frank “Machito” Grillo.

El cantante boricua trabajó después en la producción Tommy Olivencia Introducing Lalo Rodríguez y Simón Pérez, lo que le valió su segundo premio Grammy anglosajón, convirtiéndose en el primer cantante latino en ganar dos gramófonos.

Rodríguez después formó parte de la orquesta Puerto Rico All Star, con la cual grabó los discos Los profesionales y Tribute to the Messiah.

Varios años más tarde a Puerto Rico, donde trabajó junto al productor Frank Ferrer en el disco Simplemente Lalo, en la que estuvieron los temas Francisco Andante, Si no hay material, Máximo Chamorro y Tristeza encantada, escritos por Tite Curet Alonso.

Tres años más tarde lanzó Un nuevo despertar, en el que se incluyó Ven devórame otra vez, su mayor éxito a nivel internacional con el que permaneció por más de un año en la lista de la revista Billboard.