Sharon con sorpresiva actividad en su mente

Hace 7 años del masivo derrame cerebral que aún le mantiene en coma

Guía de Regalos

Sharon con sorpresiva actividad en su mente
El exjefe de Gobierno israelí Ariel Sharon, hace poco más de 7 años, al comenzar un encuentro en su oficina, en Jerusalén.
Foto: AP

JERUSALÉN, Israel (Notimex).— El ex primer ministro israelí, Ariel Sharon, registra una “actividad cerebral significativa”, a siete años del masivo derrame cerebral que sufrió y que lo mantiene desde entonces en coma, revelaron hoy fuentes médicas.

El exjefe de Gobierno fue sometido en días pasados a una prueba de resonancia magnética funcional (fMRI) a la que reaccionó con una actividad cerebral “significativa”, que confirmaría que Sharon tiene “un cierto grado de conciencia”.

Alon Friedman, director del Departamento de Neurología del Centro Médico Soroka de Israel, en Beersheba, donde está internado Sharon desde enero de 2006, explicó que la prueba fue realizada el jueves pasado por un equipo de expertos estadunidenses e israelíes.

“Durante el análisis de dos horas de fMRI, los investigadores comprobaron la respuesta de Sharon a diversos estímulos: fotos de familia, una grabación de voz de su hijo y el toque humano”, destacó el especialista.

Las pruebas permiten confirmar el diagnóstico sobre el ex primer ministro: está en “estado de mínima conciencia” en lugar de coma profundo, destacó, según un reporte de la edición electrónica del periódico Haaretz Daily.

Pese a los alentadores resultados, los médicos consideran que no hay evidencias concluyentes respecto al grado de conciencia que tenga Sharon respecto a su entorno, ni de que pueda despertar del coma.

“Las opciones de que pueda salir del coma son, muy escasas, sin embargo estos resultados sugieren que, a pesar de su estado, Sharon podría estar escuchando y que en su cerebro entra alguna infomación importante que es procesada”, dijo Friedman.

El médico consideró que Sharon podría estar despierto, y hay una posibilidad de que esté consciente, aunque “debido a la parálisis que sufrió como resultado de su ataque cerebral, no puede responder físicamente”.

“De alguna manera, el paciente está lo que llamamos ‘encerrado’, comprende y responde con su cerebro pero no puede activar ningún músculo”, agregó, tras revelar que los ojos de Sharon estuvieron abiertos cuando se le mostraron las fotografías familiares.

“Este tipo de estudio abre una ventana a la comprensión de las preguntas básicas sobre la base neurológica de la conciencia humana”, dijo por su parte Galia Avidan, investigador del Centro de Neurociencia de la Universidad de Ben Gurion Zlotowski, que coordinó las pruebas de fMRI practicadas a Sharon.