Apuestan por ganar minorías

Los republicanos irían tras los latinos, que dieron 71% de su apoyo a Obama
Apuestan por ganar minorías
Marco Rubio, senador republicano de Florida
Foto: AP

WASHINGTON, D. C.— Los problemas del Partido Republicano con los votantes de las minorías preocupan a los estrategas electorales de esa fuerza política desde los comicios de noviembre y es posible que esas dificultades persistan o se agraven.

Sin embargo, podría estar a la mano —o cuando menos cercana— una apertura para la mejora de las relaciones entre ambas partes.

Los líderes republicanos quizá tengan que tomar algunas decisiones oportunas y romper con algunas de sus posturas, algo que los asesores de campaña no descartan.

El partido necesita con desesperación granjearse un mayor apoyo de los hispanos, un sector de rápido crecimiento que le dio el 71% de su apoyo al presidente Barack Obama en el reciente proceso electoral. Se presentan ahora dos grandes oportunidades.

Si los legisladores republicanos permiten que cambios trascendentales a la inmigración se conviertan en ley, incluso si la mayoría de ellos vota en contra, este asunto irritante podría desaparecer de los titulares políticos y quizá aminorar los sentimientos antirrepublicanos entre los hispanos.

Si los republicanos presentaran un candidato presidencial hispano para 2016 —por ejemplo, el senador Marco Rubio de la Florida— es posible que millones de latinos voten por él. El electorado de raza negra al parecer mantendrá su apoyo hacia los demócratas, pero no necesariamente el 93% que en noviembre captó Obama, el primer presidente de raza negra en EEUU. Incluso un ligero avance de los republicanos entre los afroamericanos podría hacer que ningún candidato sea el favorito en uno o dos estados en la contienda presidencial de 2016.