Sorpresa:Holanda blanquea

Pitcheo maniata a Corea del Sur en inicio del Mundial
Sorpresa:Holanda blanquea
Andruw Jones (25) se desliza en home. El receptor surcoreano Kang Minho (47) apenas espera el tiro en el Estadio Intercontinental.
Foto: AP

TAIPEI, Taiwán (AP).— Holanda dio la primera sorpresa del Clásico Mundial de Beisbol al blanquear ayer 5-0 al subcampeón Corea del Sur en el inicio del Grupo B del torneo.

Diegomar Markwell y Orlando Yntema se combinaron para permitir apenas cuatro hits en siete entradas, mientras que Leon Boyd y Mark Pawelek redondearon la joya monticular del equipo holandés con dos innings perfectos.

Markwell (1-0) ponchó a dos y otorgó un boleto para apuntarse el triunfo, mientras que el abridor surcoreano Suk Min Yoon (0-1) permitió dos carreras y cargó con el revés.

El jardinero central Roger Bernadina remolcó dos carreras y el torpedero Andrelton Simmons —primer bate y prospecto de los Bravos de Atlanta— se fue de 5-3, con dos dobles y dos anotadas.

Holanda, que en el Clásico anterior derrotó dos veces y eliminó a República Dominicana en la primera ronda, aprovechó los cuatro errores de la defensa de Corea del Sur, uno de los favoritos de esta edición luego de perder la final de 2009 ante Japón.

La mayoría de los jugadores de Holanda, entre ellos el bateador designado Andruw Jones, nacieron en Curazao.

El anfitrión Taiwán derrotó 4-1 a Australia en el otro duelo del Grupo B. Holanda y Taiwán se enfrentan hoy.

Los dos primeros del sector avanzan a la segunda ronda que se disputará en Tokio.

En Fukuoka, el bicampeón Japón derrotó 5-3 a un sorprendente equipo brasileño que opuso gran resistencia en su primer partido en el Clásico Mundial de Beisbol.

Sin contar con sus figuras de Grandes Ligas, los locales remontaron una desventaja de 3-2 con tres carreras en la parte alta del octavo episodio ante una multitud de 28,181 personas en el Domo de Fukuoka.

El bateador emergente Hirokazu Ibata salió de la banca y empató el partido con un sencillo hacia el jardín derecho que impulsó a Seiichi Uchikawa desde la intermedia.

Japón se puso arriba 4-3 cuando Ibata anotó desde la antesala en una jugada de selección.

Posteriormente Nobuhiro Matsuda conectó un sencillo hacia el centro que remolcó a Hisayoshi Chono para la última carrera.