Islas Malvinas deciden su futuro

Los habitantes, en su mayoría británicos, de las Islas Malvinas elegirán este domingo si se mantienen o no como parte del Imperio Británico

Islas Malvinas deciden su futuro
El apoyo a mantener el dominio británico llegaría al 90 por ciento.
Foto: EFE

Con banderas británicas colgadas en las casas y los coches, los malvinenses vivieron hoy una jornada de gran expectación de cara al referendo de este domingo y lunes, con el que se van a pronunciar sobre su estatus político.

Unos 1.650 malvinenses están llamados a las urnas para votar en esta consulta, en la que responderán con un “si” o un “no” a la pregunta de si quieren seguir formando parte del Reino Unido.

Este referendo ha sido convocado por el Gobierno de las islas en respuesta a la reclamación argentina de la soberanía de las Malvinas y su continua exigencia a Londres para iniciar una negociación.

En las casas de Port Santley se pueden ver banderas británicas colgadas en sus puertas y ventanas, mientras que el Gobierno de las islas tiene ya todo preparado para la votación que empezará este domingo a las 10.00 hora local (13.00 GMT).

Barry Elsby, uno de los ocho miembros de la Asamblea Legislativa de las islas, dijo a Efe que la intención de los malvinenses es “decirle al mundo cómo se sienten de cara al futuro” y confían en que el apoyo al “sí” sea de entre un 80 y un 90 %.

Según explicó Elsby, en este referéndum podrán votar todas las personas que tengan el estatus de residencia en las islas, por lo que, además de británicos, hay gente de otras nacionalidades con derecho a voto y que llevan años viviendo en las islas.

Entre los votantes hay chilenos, filipinos, de la isla de Santa Helena y de países escandinavos, entre otros.

El Gobierno argentino, que reclama las Malvinas desde 1833, se niega a incluir a los malvinenses como una tercera parte de la disputa y busca negociar sólo con el Gobierno central de Londres.

Esta será la primera vez que los cerca de 3 mil habitantes de las islas, llamados “kelpers” por Argentina, se pronuncian en una consulta de este tipo, para lo que cuentan con el apoyo del Gobierno británico, si bien no es aceptada por Argentina.