Sería priista de Oaxaca nuevo cónsul en LA

El candidato a suceder a Figueroa es titular en NY y lo fue en Chicago
Sería priista de Oaxaca nuevo cónsul en LA
Cónsules Chao (Denver, izq.), Arnal (Chicago), Sada (Nueva York) y Figueroa (Los Ángeles) toman protesta en 2011.
Foto: Notimex

Carlos Manuel Sada Solana, quien de ser confirmado por el Senado de México sería el próximo cónsul en Los Ángeles, es un político miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que fue alcalde de la ciudad de Oaxaca de 1993 a 1995.

A pesar de su afiliación al PRI, Sada Solana ha colaborado con los gobiernos del PAN que presidieron Vicente Fox y Felipe Calderón, quienes lo mantuvieron y colocaron en varias posiciones de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Sin embargo, sus inicios en el servicio exterior mexicano se remontan a 1989, cuando el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari lo ocupó como cónsul en Toronto, Canadá, una posición estratégica para buscar que ese país, junto con Estados Unidos, aprobara el Tratado de Libre Comercio (TLC o NAFTA).

David Figueroa Ortega, aún cónsul de Los Ángeles, confirmó a La Opinión que en las próximas semanas dejará el cargo para irse a su natal Sonora, donde contempla integrarse a la vida pública y en un futuro contender por el PAN para ser gobernador de ese estado.

Sada es el actual cónsul mexicano en Nueva York, pero antes estuvo en Chicago, donde lo colocó Ernesto Zedillo, lo mantuvo Vicente Fox y lo dejó otro rato Felipe Calderón.

En 2011, tras un movimiento que incluyó cuatro piezas diplomáticas, Calderón puso a Sada Solana en Nueva York.

Ese cambio de cónsules que hizo Calderón hace dos años incluyó la colocación de David Figueroa Ortega, en Los Ángeles, de Eduardo Arnal Palomera, en Chicago, y de Andrés Imre Chao Ebergenyi, en Denver.

Para Carlos Arango, director de Casa Aztlán en Chicago y consejero del Instituto de Mexicanos en el Exterior (IME), Carlos Sada ha sido uno de los mejores cónsules que ha tenido esa ciudad, al trabajar para la adquisición del nuevo edificio para la sede consular y aliviar el problema de las enormes filas que se hacían para realizar trámites.

“Carlos supo trabajar con la comunidad, con todas las corrientes, todos los grupos, organizaciones y partidos, tuvo tacto para lidiar con todos y ser un cónsul que pudo mediar y representar al gobierno en una postura institucional”, mencionó Arango sobre la estadía de Sada en Chicago.

Lo único que le podrían reprochar, dijo, es que no pudo mejorar el trato del personal con los paisanos, que se siguen quejando de un trato malo y déspota.

“Pero yo creo que eso es parte de la planta que tienen los consulados en todo el país”, consideró.

En cuanto a su afiliación política, dijo Arango, Sada operó de manera equitativa, aunque en las elecciones de 2006 hubo una polémica debido a que la pantalla del consulado sólo promovía a Felipe Calderón.

“No operó a favor del PRI, las sedes consulares en realidad favorecieron a Felipe Calderón y eso se vio en la votación del exterior”, agregó.

La biografía que difunde la SRE sobre Sada Solana, indica que de 2007 a 2011 se desempeñó como Ministro para Asuntos con el Congreso Estadounidense en la Embajada de México en Washington D.C.

Al terminar su gestión como presidente municipal de Oaxaca, de 1995 a 2000 fue cónsul en San Antonio, Texas.

Antes, de 1986 a 1989 trabajó como secretario de Desarrollo Social y Económico de Oaxaca, teniendo como patrón al entonces gobernador priista de ese estado, Heladio Ramírez López.

Sada Solana estudió ingeniería industrial en la Universidad Iberoamericana en Ciudad de México y ontuvo postgrados de la Universidad de Newcastle, en Gran Bretaña, así como del Instituto de Administración Pública de La Haya y de la Universidad de Delft, en Holanda.

Ha participado en la creación de varias organizaciones, señala la semblanza de la SRE, como San Antonio-México Friendship Council; San Antonio-México Foundation for Education; Association of Mexican Businessmen in San Antonio; New Alliance Task Force in Chicago; The Friederick Katz´s Center for Mexican Studies en la Universidad de Chicago, y Grupo de Amistad México-Estados Unidos en el Congreso de Estados Unidos.

Carlos M. Sada está casado con María Elena Vázquez, con quien tiene dos hijos, Andrés y Manuel, de 26 y 24 años respectivamente.