Los Amigos Invisibles vienen a San Francisco

La banda con integrantes venezolanos incorpora el inglés y se aleja de los ritmos latinos en su nuevo disco 'RepeatAfter Me', que presenta en la Bahía

Los Amigos Invisibles vienen a San Francisco
Los Amigos Invisibles presentarán en San Francisco su reciente álbum 'RepeatAfter Me'.
Foto: Suministrada
Regreso a Clases

SAN FRANCISCO.— Pasada ya la primera década de residencia en los Estados Unidos, Los Amigos Invisibles se sienten más cómodos que nunca para incorporar el idioma inglés a su repertorio. Si bien el inglés siempre estuvo presente en la exitosa fórmula de estos venezolanos (de hecho, todos sus discos llevaron títulos en inglés o spanglish) con su más reciente trabajo se animaron a darle mayor predominio a esta lengua a la hora de componer.

“RepeatAfter Me” es el título de este nuevo disco, publicado recientemente por Nacional Records, y hace referencia a la vida bilingüe que llevan: “Lo primero que te dicen los profesores cuando aprendes inglés es: ‘repeat after me’. Por ahí va el chiste”, explica DJ Afro, fundador y principal compositor del conjunto, y continúa: “Es la primera vez que intentamos escribir canciones en inglés de una manera más seria. Siempre teníamos uno, máximo dos tracks —en inglés. Después de casi ya 12 años viviendo en Estados Unidos es la primera vez que la banda se siente cómoda publicando casi la mitad del disco en inglés”.

“Teníamos un poco el temor de que nuestro público es, en su mayoría, latino, y que cómo lo iban a tomar”, comenta DJ Afro, también conocido como José Luís Pardo o simplemente Cheo. “Dijimos: si nos sale en inglés, vamos a cantar en inglés. Si ya estamos viviendo acá y pasamos todo el día hablando en inglés, ¿cuál es el problema?”

Más allá del idioma, RepeatAfter Me también trae consigo varios cambios en cuanto a la paleta de ritmos seleccionada. Para empezar se aleja notablemente del sonido retro de los años setenta, que predominaba en sus orígenes, acercándose más a las sonoridad del pop de la década siguiente. “Nos empezó a entrar mucha nostalgia por los ochenta”, explica el guitarrista, al teléfono desde su casa en Nueva York. “Nos empezó a atraer esa estética, nos pareció como una buena evolución de la banda. Recuerdo que un día estábamos hablando de The Cure, y yo dije: ‘es que empecé a tocar guitarra casi por Robert Smith'”.

Otro cambio evidente en este nuevo álbum es la virtual ausencia de ritmos explícitamente latinos, algo que siempre estuvo presente en el menú invisible. De la salsa al merengue, de la bossa nova al boogaloo, el sexteto caraqueño ha sabido siempre fusionar con éxito ritmos tradicionales de Latinoamérica con su música disco, picante y cachonda. Sin embargo, en RepeatAfter Me esas fusiones no aparecen. Según DJ Afro, en un momento durante la composición del disco sintieron la presión de incluir al menos un tema latino, pero no surgió naturalmente, “precisamente meter un track latino por meterlo, hacer uno a la fuerza, era como ofender a los otros tracks, de cierta manera”, se excusa y anticipa: “Simplemente en este momento no pasó. Este no va a ser el último disco que vamos a hacer, definitivamente no significa que no vayamos a hacer ya más tracks latinos.”

Después de haber ganado un Grammy Latino por su álbum “Commercial” (de 2009) y haber sido nominados a los Grammys anglosajones en la categoría latina por su sucesor “Not So Commercial” (en 2012), Los Amigos aseguran que no sintieron mayores presiones para repetir el éxito y mantener su estatus como una de las bandas líderes de la escena Latina Alternativa con base en los Estados Unidos. “Más que presión hubo un debate en la banda, de si queríamos hacer una continuación de Commercial. Gracias a dios la banda escogió simplemente hacer lo que salga”, recuerda Afro. “En cierto momento se presentó la idea de que este disco no nos estaba saliendo tan pop y “radio-friendly”. La misma banda lo dijo entonces: Bueno, esto es lo que está saliendo, esto es lo que hay que sacar”.

Los Amigos Invisibles presentan “RepeatAfter Me” el miércoles 24 de abril en The Fillmore (1805 Geary Blvd. San Francisco, CA 94115).