Pastor juvenil latino avanza al concejo de Compton

El pastor juvenil Isaac Galván fue el único de los cinco candidatos latinos que quedó para la segunda vuelta en el concejo de Compton
Pastor juvenil latino avanza al concejo de Compton
Isaac Galván, el único latino que compite en una segunda ronda por un distrito de Compton.
Foto: Isaías Alvarado / La Opinión

Sólo uno de los cinco candidatos latinos al Concejo de Compton, el pastor juvenil Isaac Galván, se perfilaba a competir en una segunda vuelta electoral el 4 de junio. Aún si ganara, los afroamericanos gobernarán con amplio margen en una ciudad donde la mayoría de los habitantes son hispanos.

Los resultados preliminares de una desinflada votación apuntaban hacia el desbanco del alcalde Eric Perrodin, en el cargo desde 2001. Al frente de esa contienda quedaron la activista Aja Brown y el ex alcalde Omar Bradley, que este mes enfrenta un juicio por malversación de fondos, ocho meses después que un tribunal de apelaciones lo exonerara de una condena por corrupción.

En la carrera por el Distrito 3 ganó la concejal Yvonne Arceneaux, quien obtuvo el 55.7% de los sufragios. Quedaron rezagadas las tres candidatas latinas al puesto: la activista Diana Sánchez, con el 28.7% de los votos; la ama de casa Elizabeth Ramírez, con el 4.9%; y la empresaria Yosie Reynaga, con apenas el 1.3%.

Las otras tres oficinas en juego seguirán en manos de sus titulares, todos de raza negra: Craig Cornwell se reeligió en la Procuraduría de la ciudad, Alita Godwin conservará la Secretaría Municipal y Douglas Sanders mantendrá la Tesorería local.

Con el 60.3% de las papeletas escrutadas a su favor, triunfó la Medida I, la cual pide que sólo los agentes del Sheriff del condado de Los Ángeles vigilen la localidad, echando por tierra los planes para crear una agencia del orden independiente. Al Sheriff se le atribuye una notable reducción de los homicidios.

La División Electoral de Compton indicó que todavía no ha verificado unas 1,000 boletas. “Los resultados de la contienda por la alcaldía pueden cambiar”, dijo un funcionario.

Y es que la distancia entre Perrodin, Brown y Bradley es de menos de 160 votos.

De la mano de un puñado de líderes hispanos y afroamericanos, Galván quedó sólo 13 sufragios detrás de la concejala Lillie Dobson en la carrera por el Distrito 2, que abarca el noreste del municipio y donde los latinos constituyen el 44.4% del padrón.

El otro postulante de esa etnia, Roberto Carrillo, un ingeniero mecánico, recibió el 8.5% de los votos.

“Es muy importante para mí que los latinos tengan una voz en el Cabildo, nunca han tenido a alguien que sea como ellos, que conozca las dificultades que enfrentan. Es histórico”, comentó Galván, de 26 años, en una entrevista con La Opinión antes de la votación.

Su rival en la segunda ronda, la edil Dobson, fue electa al Cabildo en 2003.

Los latinos enfrentaron distintos retos en campaña, como un presunto atentado contra Reynaga que investiga el Sheriff, pleitos internos y la fuerza política de los funcionarios titulares. A esto se suma la apatía de los electores hispanos. Sólo el 13% del padrón votó el martes.