Netflix confía en el gusto latinoamericano

Netfilx lanza serie pensando en el mercado hispano

Netflix confía en el gusto latinoamericano
El productor Eli Roth y la actriz Famke Janssen posan en la promoción de 'Hemlock Grove'.
Foto: EFE

EDITORES: Con AP Fotos.

MÉXICO, D.F.— Netflix estrenará su primera serie de terror pensando en su público del mercado de Latinoamérica, región en la que los ejecutivos de la compañía esperan que el público ponga la calidad por encima de la piratería.

“Pensamos que la piratería es un modelo de negocio como cualquier otro: ellos están satisfaciendo una demanda, están dando algo a la gente que la gente quiere”, dijo Jonathan Friedland, director de comunicación corporativa de Netflix en una entrevista telefónica reciente. Pero las páginas piratas son “como agua de caño, sucia, tienen virus, muchas cosas que puede contaminar su computadora, no funcionan bien… Netflix es como agua en botella, es limpio, es sano, sabes exactamente lo que es, y para mucha gente es mejor pagar 99 pesos para tener una experiencia buena, que pagar nada por una experiencia muy mala”.

Hemlock Grove, que Netflix estrenó la semana pasada, comienza cuando los residentes de un pueblo de Pennsylvania se enteran de la sangrienta muerte de la adolescente Brooke Bluebell, interpretada por la actriz chilena Lorenza Izzo, y de pronto todos son sospechosos, desde la familia de alcurnia Godfrey, hasta el gitano Peter Rumancek.

“Sabemos que los latinos y en especial los mexicanos son grandes fanáticos del género de horror y de thrillers, sabemos que hay una gran demanda por este tipo de contenido”, dijo Friedland en la entrevista realizada en español.

El actor y director Eli Roth fungió como productor ejecutivo de la serie y gracias a esto Izzo consiguió el papel. Roth es amigo del director chileno Nicolás López, con quien ha hecho las películas Aftershock y The Green Inferno, y éste fue quien la recomendó.

También actúan en la serie Famke Janssen como Olivia, la matriarca de la familia Godfrey; Nicole Boiven como su hija Shelley y Bill Skarsgard como su hijo Roman.

En Hemlock Grove no podían faltar “monstruos, lo supernatural, biotecnología, conflicto entre las clases de los ricos y pobres, mucho sexo y violencia, realmente es muy divertido”, dijo Friedland.

Los 13 capítulos cortos, que en total suman una hora, ya están a disposición de todos los usuarios, pero cada quien decide cómo, cuándo y dónde los quiere ver.

Friedland lamentó que por años el público mexicano, el argentino o el alemán han podido ver películas y series mucho después que el estadounidense, y que desde su “punto de vista, ya es hora de tener todo en todos los lugares al mismo tiempo cuando sea posible”.

Próximamente Netflix estrenará la comedia Arrested Development y el melodrama Orange is the New Black.