Asambleístas surfistas de California luchan por el medio ambiente

Los asambleístas demócratas de California, Das Williams de Santa Barbara, Ian Calderón de Whittier y Al Muratsuchi de Torrance se reúnen para practicar su pasión por surfear y por el medio ambiente
Asambleístas surfistas de California luchan por el medio ambiente
El asambleísta demócrata de Whittier, Ian Calderón se da tiempo para practicar el surfeo en las playas de Los Ángeles y Oregon al menos una vez cada dos semanas.
Foto: Suministrada

SACRAMENTO.- Un sentimiento asombroso de pertenecer a algo que no puede dominar se apodera del asambleísta demócrata de Santa Barbara, Das Williams cuando cambia el saco y la corbata por su traje negro de surf y se desliza por las olas sobre una tabla.

“Me siento cerca de la realidad, de Dios y el océano. Surfear es un deporte duro porque nunca vas a ser mejor que el océano que es más fuerte y poderoso que tú”, dice el legislador quien practica el surfeo desde que estaba en la secundaria.

“Era un niño muy torpe, una rata de biblioteca, así que fue difícil aprender pero ha sido muy gratificante’, platica mientras se toma un receso de la sesión de la Asamblea.

Williams creció en Isla Vista, un barrio latino en el condado de Ventura, pero a pocas cuadras encontró que a pesar de ser pobre, podía disfrutar de la misma belleza oceánica a la que tenían acceso los ricos en sus grandes mansiones. “Surfear fue un gran nivelador social”, considera.

Con más de 20 años surfeando, Williams se unió a los recién estrenados asambleístas demócratas Ian Calderón de Whittier y Al Muratsuchi de Torrance para formar la bancada legislativa de los surfistas.

A diferencia de las otras doce bancadas o caucus que tienen los legisladores de California, la de los surfistas no tiene un jefe. “El único líder es el océano”, dice riendo Williams electo en 2010.

Calderón, el único latino en el grupo de asambleístas surfistas, empezó a practicar este deporte desde los siete años.

“Cuando surfeas, tienes la ilusión de que puedes controlar el océano pero en realidad éste puede ponerte bajo su control en cualquier momento”, comenta.

De alguna manera, el surfeo ha ejercido influencia sobre la labor de estos legisladores.

“A muy temprana edad, aprendí que el medio ambiente es un asunto de calidad de vida y de justicia social, y que es una responsabilidad sagrada protegerlos para que las generaciones que vienen puedan disfrutarlo”, explica Williams.

Ese aprendizaje le ha llevado a producir muchos proyectos de ley sobre energía alternativa para evitar la dependencia de los combustibles no renovables.

“Tenemos que poner de nuestra parte reduciendo la energía que consumismo”, observa.

Calderón explica que ser surfista le ha enseñado la importancia de proteger el océano y la línea costera no sólo por su belleza sino por el impacto económico que deja al estado.

“Si no protegemos las 1100 millas de línea costera que tenemos, la gente de todo el país no va querer venir a nuestras playas. Cuando la gente piensa en California, piensa en la playa, por eso es importante protegerlas económica y ambientalmente”, dice el también presidente del Comité de Artes, Entretenimiento, Deportes,Turismo e Internet de la Asamblea Estatal.

Y con los saturados horarios que tienen como legisladores, les queda tiempo para practicar el surfeo, Williams dice que si corre con suerte, surfea una vez a la semana entre las citas de trabajo, y sólo por una hora cuando está en su distrito.

Calderón quien incluso fue campeón universitario estatal de surfeo cuando era estudiante de la Universidad Estatal de California en Long Beach cuenta que si bien le va, surfea una vez por semana, usualmente en alguna playa de los condados de Los Ángeles y Orange donde las olas rompen mejor.

“Surfear es un gozo que me ayuda a despejar la mente y a dejar ir todo”, confiesa Calderón con voz emocionada.

Muratsuchi no respondió a las peticiones de La Opinión para platicar sobre su pasión por el surfismo. Pero en un video que hizo el Canal de Acceso a la Asamblea sostiene que al remontar las olas con su tabla, le sobreviene un sentimiento espiritual que le recuerda la importancia de proteger las playas y océanos.

“Como miembro del Comité de Recursos Naturales de la Asamblea, estoy en la posición de depositar votos importantes para proteger nuestras playas y línea costera. Y al tener un lugar en la Conservación Costera de California tengo una mayor oportunidad de poder proteger y asegurarme que estamos apoyando los más importantes valores que tenemos en nuestro estado”, afirma.