Peña quiere dirigir, pero con los buenos

Nueva York – La experiencia no se improvisa: viene al correr de los años.

Este refrán my popular le viene bien al coach de banca de los Yankees, Tony Peña, también conocido como ”la mano derecha” del mánager Joe Girardi.

Peña, quien se coronó recientemente campeón como piloto del equipo del pasado Clásico Mundial de Béisbol, al conducir a la selección dominicana en forma invicta, ha sonado para volver a dirigir en las Grandes Ligas. Pero él mismo asegura que no lo haría con cualquier equipo.

“Mentiría si digo que no tengo ambiciones de volver a dirigir en las mayores, pero no estoy dispuesto a tomar las riendas de un club que no reúna las condiciones para pelear por un título”, comentó Tony, de 55 años, quien ganara el trofeo de Manager del Año de la Liga Americana, al terminar con foja de 84-78 con Kansas City Royals en 1983.

Escogido cinco veces para el Juego de Estrellas, durante su extraordinaria carrera de 18 temporadas como receptor en las Grandes Ligas, Peña jugó en 1,988 encuentros con los Piratas de Pittsburgh, Cardenales de San Luis, Medias Rojas de Boston, Indios de Cleveland, Medias Blancas de Chicago y Astros de Houston.

En su trayectoria aparece en la lista privilegiada como catcher en 1,950 juegos, sólo superado por Iván Rodríguez (2,427), Carlton Fisk (2,226), Bob Boone (2,225) Gary Carter (2,056) y Jason Kendall (2,025). La mayoría de ellos miembros del Salón de la Fama.

Peña es portador de cuatro Guantes de Oro, conseguidos por su extraordinaria defensa detrás del plato, exhibiendo su estilo característica de recibir los envíos sentado en el suelo.

“En ningún momento he dicho que no quiero volver a dirigir. Pero lo que no deseo es hacer de nuevo lo que anteriormente”, dijo Tony, refiriéndose a su labor de conducir sólo con muchachos jóvenes, la mayoría de ellos recién traídos desde las ligas menores.

“La próxima vez que me ponga el uniforme de manager, quiero que sea con talentos preparados para competir por el título”, repitió Peña, ganador de varias Series del Caribe y campeonatos invernales con el equipo Aguilas Ciabeñas, de República Dominicana.

“No quiero llegar a viejo sin lograr un título de Serie Mundial como piloto”, dijo Tony un poco en broma, pero más en serio.

Antonio Francisco Peña (Tony) se considera como un ser humano que le gusta comunicarse con los demás. “Dios me ha dado el don de ser buen comunicador con todo el mundo y lo disfruto en este deporte con placer”.

“Como asistente, debo pensar más rápido que el mánager; en este caso Girardi”, subrayó Peña. Pero enseguida señaló que la decisión final sólo debe ser del dirigente.

El experimentado asistente del mánager de los Bombarderos de El Bronx, tiene dos hijos actualmente jugadores: Tony Jr., de la organización de los Medias Blancas y Francisco Antonio, receptor de los Mets de Nueva York. Su hermano, Ramón, fue lanzador de los Tigres de Detroit.

?>