Alemania dirige ayuda a España

Alemania dirige ayuda a España
El programa de préstamos para empresas españolas podría llevarse a más países.
Foto: EFE

BERLÍN, Alemania.— El Gobierno alemán establecerá un programa de préstamos para pequeñas y medianas empresas españolas en problemas con el propósito de impulsar el crecimiento y el empleo en la economía del sur de Europa golpeada por la crisis, según un documento divulgado ayer.

El banco estatal alemán KfW concederá cerca de 1,000 millones de euros (1,300 millones de dólares) a tasas de interés bajas a su homólogo español. La medida busca aliviar la crisis de crédito que ha afectado a gran parte del sur de Europa, donde las pymes tienen dificultades para acceder a créditos asequibles que les permitirán expandir sus negocios.

Altos funcionarios del Banco Central Europeo y varios líderes de la Unión Europea han dicho que la falta de acceso al crédito en los países muy endeudados es uno de los temas más urgentes ahora que el continente está intentando salir de la recesión.

Por su parte, Alemania tiene la máxima calificación de crédito, AAA, ya que los inversionistas consideran al país un refugio seguro. Por lo tanto, puede pedir dinero prestado a tasas de interés muy bajas.

La iniciativa también podría extenderse a otros países —como Portugal— que se han visto gravemente afectados por la crisis de deuda de la zona euro de 17 naciones, declaró el viceministro de Finanzas alemán, Steffen Kampeter.

España, la cuarta economía más grande de la zona del euro, está sumida en una recesión con una tasa de desempleo de alrededor de 27% y casi todas las personas menores de 25 años sin trabajo.

La línea de crédito para España prevé que el banco KfW de Alemania otorgue a su homólogo español, el Instituto de Crédito Oficial (ICO), un préstamo a 10 años por 800 millones de euros.

El pasivo total, incluyendo las tasas de interés, se calcula en 1,000 millones de euros, de acuerdo con el documento del Ministerio de Finanzas.

Además, KfW está en conversaciones para apoyar dos programas de préstamo existentes de ICO con 100 millones de euros para cada uno.

Alemania también está ayudando a Portugal, que se encuentra en recesión y tiene un desempleo elevado, a establecer un banco de propiedad estatal basado en el modelo de KfW con el propósito de apuntalar el crédito al sector privado como un primer paso antes de posiblemente también otorgarle una línea bilateral de crédito.