10 hábitos deseables a cualquier edad

Nunca es tarde para mejorar su estilo de vida.
10 hábitos deseables a cualquier edad
La alimentación sana es un muy buen hábito.
Foto: Archivo / Flickr

¿Cuántas veces suena su despertador antes de levantarte por la mañana? Hay personas que ponen casi trampas con el fin de levantarse a tiempo, como es una alarma en el teléfono celular que consiste en además de lanzar un estruendoso sonido, se debe resolver una operación matemática para que se desactive.

Además de la administración del tiempo, hay muchas otras costumbres como son no buscar tiempo para aprender cosas nuevas o tener contacto con la gente que quieres, que vale la pena reflexionar si te alejan de la calidad de vida a la que aspiras.

María Villegas y Jennie Kent, autoras del libro Vademécum Mujeres de Villegas Editores, explican que los hábitos son comportamientos establecidos a partir de rutinas que se realizan, sin que esto signifique que sean positivos o que ayuden al logro de los más anhelados objetivos.

Las especialistas afirman que, siempre es posible adquirir un buen hábito, por lo que sugieren para conseguirlo:

1. Decida cuál.

2. Haga el compromiso con el hábito por lo menos tres semanas, ya que se necesitan 21 días para incorporarlo a la rutina. Si piensas que este periodo de tiempo es demasiado, no estás lista para comenzar.

3. Prepárese mentalmente para hacerlo.

4. Evalúe si te gusta la nueva práctica, así como si trajo un cambio positivo a tu vida.

Las autoras comparten 10 hábitos que se consideran deseables por los innumerables beneficios que trae a quien los practica no sólo en su salud física, también emocional e intelectual:

1. El cumplimiento.

2. Ejercicio.

3. Alimentación sana.

4. Gratitud.

5. Limpieza.

6. Lectura.

7. Respeto.

8. Adecuado manejo del dinero.

9. Búsqueda de la excelencia.

10. Estudio.

Además, agregan que tanto los comportamientos y valores humanos son básicos para la construcción de nuevas costumbres que te ayudarán a mejorar la calidad de vida, así como la realización de tus logros, algunos ejemplos de estos valores que señalan son la honestidad, perseverancia, solidaridad, civismo y la famosa serenidad.

Hay que deshacerse de la mítica frase de “caballo viejo no cambia“, ya que siempre habrán largas listas de pretextos y motivos que puedan alejarte del firme propósito de eliminar una conducta que resta a tu calidad de vida o en todo caso, hace que esa intención de cristalizar algo como terminar un idioma, iniciar una disciplina deportiva, o mejorar de trabajo, se queden en una simple y llana intención.

Para leer:

En el límite, Dr. Walter Dresel, Editorial Grijalbo.

Colaboración de Fundación Teletón México

“El autoconocimiento no alimenta la soberbia”

Bojorge@teleton.org.mx