Lo que debe saber si tiene un niño con diabetes

Es muy importante cuidar los hábitos alimenticios de un pequeño con diabetes infantil.
Lo que debe saber si tiene un niño con diabetes
El ejercicio es fundamental para los pequeños con diabetes.
Foto: La Opinión

Si algo siempre acompaña a la imagen de los niños son los dulces, helados, frituras, jugos y un sinfín de productos que los atraen, y que consumen frecuentemente.

Para cualquier menor, comer un par de caramelos al día, una rebanada de pastel en una fiesta, un refresco o un chocolate, puede parecer normal y muy placentero. Pero, ¿cómo será para un niño diagnosticado con diabetes?

Desafortunadamente, la ingesta de este tipo de alimentos puede poner en riesgo su estado de salud y traerle muchas complicaciones. Sin embargo, con responsabilidad, un buen monitoreo y el tratamiento adecuado, estos productos pueden continuar deleitando a el pequeño, eso sí, con raciones moderadas a su situación y de acuerdo a sus indicaciones médicas.

“Los responsables de la salud del menor son por supuesto son los padres de familia. No obstante, la situación ideal es que enseñen al menor a saber qué hacer en caso de sentirse mal, así como de instruirle a seguir su tratamiento a tiempo, que sepa moderar sus alimentos, administrarse su dosis de insulina y que aprenda a medir su nivel de azúcar con el glucómetro”, comenta la doctora Araceli Álvarez Gasca.

Es muy importante que un chico con esta enfermedad tenga presente los síntomas que trae consigo. Hablarle con la verdad es el medio adecuado para quitarle el miedo que esta puede ocasionarle.

Por ello, un buen comienzo es que sepa que:

• Sentirá lapsos de mucha sed, debido a la deshidratación que el padecimiento provoca.

• Aumentarán sus ganas de orinar.

• Puede que se sienta agotado, aún sin haber hecho actividad física.

• Revise sus niveles de glucosa.

• Puede bajar notoriamente de peso.

• Habrá días en que los síntomas desaparezcan, pero aún así, debe continuar con su tratamiento y dieta.

No se trata de prohibir al menor que haga sus tareas y actividades diarias o que no consuma algún producto en concreto, especialmente si es un niño, tendrá antojos y es mejor que entienda cuándo puede comer sin causarle problemas.

También es una buena opción que los padres fomenten el ejercicio en el chico, que juegue al aire libre y que evite la vida sedentaria, lo cual puede perjudicar seriamente su salud.

Uno de los temores que tienen los padres respecto a la diabetes infantil es justamente la alimentación. Por lo regular se piensa que los dulces se deben de extinguir de la vida de los menores. En este sentido, la experta explica que: “Se cree que sólo los caramelos, jugos y golosinas en general son las que pueden dañar a las personas con este padecimiento, sin embargo, hay otros productos que también afectan su salud, por ejemplo, los alimentos ricos en grasas saturadas, la leche, azúcares refinadas, pan dulce, refrescos y frituras”.

Lo ideal, agrega, es dosificar cada unos de estos productos con el fin de no exceder la glucosa del menor, ¿cómo hacerlo?, realizando frecuentemente la prueba de azúcar y así saber si puede o no consumirlos.

Además, menciona la especialista que es diferente la reacción del padecimiento en cada niño, y que la dieta correcta, sólo puede diagnosticarla su médico. Sin embargo, una recomendación básica es evitar los excesos, así como incluir productos como cereales integrales, alimentos ricos en fibra y semillas.

“Modificar los hábitos alimentarios de la familia y consumir productos saludables es una herramienta valiosa, ya que además de que el menor reciba una buena alimentación, el resto de los integrantes también contará con este beneficio. De igual forma, cocinar estos productos de una manera que lo atraiga, es indispensable para que lo adopte como un buen hábito” explica la doctora Araceli Álvarez.

Evitar que un niño con diabetes se sienta diferente o excluido es el objetivo de los padres de familia en esta situación. Por ello, reprimirlo de las golosinas o actividades cotidianas no es el modo de conseguirlo. Por el contrario, mostrarle la variedad de alimentos que puede consumir sin causarle daños a su salud y que sepa cómo actuar en la adversidad es la mejor forma de protegerlo.

Para ver:

Colaboración de Fundación Teletón México

“El autoconocimiento no alimenta la soberbia”

Bojorge@teleton.org.mx