Feria de salud en LA con el encanto de lowriders (fotos)

Evento atrae a los hombres con autos clásicos y les ofrece información médica y servicios de salud

Guía de Regalos

Feria de salud en LA con el encanto de lowriders (fotos)
Coches clásicos lowrider se exhiben durante la feria de salud de hombres en el campus de USC. El evento contó con los servicios gratuitos de salud justo, música en vivo, comida y actividades para niños.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Como todos los sábados, Jaime Martínez salió a correr por los alrededores de USC; pero esta vez se encontró con la sorpresa de una feria de salud para hombres.

“Vi el anuncio de feria de salud y me metí. Me siento feliz porque me hicieron los chequeos gratis, porque no tengo seguro y la economía no me permite ir al doctor”, dijo Martínez, quien vive cerca de la Universidad del Sur de California (USC).

“Muchos latinos nos dejamos llevar por la flojera y la pereza y no queremos cuidar nuestra salud. Hay que cuidar la salud para tener mejor vida”, añadió Martínez, que no dejaba de demostrar su satisfacción por haber tenido la oportunidad de obtener información sobre cómo cuidar mejor su salud.

El Instituto de Gerontología Edward R. Roybal organizó ayer una feria de salud gratuita para hombres, en el campus de la USC y con motivo del Mes de Concientización de Salud Masculina.

El certámen contó con la participación de distintas organizaciones de salud y comunitarias, así como profesionales de la salud de escuelas de USC, como farmacia, odontología y medicina.

“Estamos enfocándonos en los caballeros, porque vemos que ellos tardan en recibir servicios médicos para prevenir condiciones o tratar condiciones que ya han surgido”, dijo María Aranda, doctora en Trabajo Social, del Instituto de Gerontología Roybal. “El hombre, más que la mujer, es más propenso a morir de las primeras 10 enfermedades mortales, como el mal de Alzheimer y derrames cerebrales, entre otras”, dijo Aranda.

Aranda añadió que la renuencia a los hombres a buscar ayuda médica podría atribuirse a que, “en esta sociedad el hombre tiende a sentir que tiene que aparentar que es fuerte, que no es bueno quejarse”, dijo Aranda.

Destacó que era la primera vez que organizaban este tipo de evento. También se ofreció comida y música, además de juegos para niños, para el caso que vinieran acompañados de sus familias.

Además de información y chequeos médicos gratuitos, los asistentes también pudieron apreciar una exhibición de autos “lowriders”, traídos por el Imperial Cars Club. “Yo me inventé eso”, dijo Aranda, refiriéndose a la idea de traer los autos.

“El problema todavía existe porque no quieren hacerse los chequeos, no quieren venir a pedir información”, dijo Aranda, quien pensó que esta sería una forma de atraer a los hombres a través de un tema que a muchos de ellos les llama la atención.

Tomas Vasquez, actual presidente del Imperial Cars Club dijo que la asistencia de su grupo a la feria y la exhibicion de lowriders clásicos se debió en parte a que “nuestro presidente hace como dos años murió de cáncer y cuando nos dijeron que esto era para crear conciencia en la salud de los hombres, se nos hizo buena la causa”, dijo Vásquez. “El hombre, especialmente nosotros los latinos, somos muy testarudos y nos aguantamos hasta que a veces es muy tarde”, explicó.

También se ofreció asesoramiento sobre servicios de índole mental, tales como tratamientos para la depresión y ansiedad, que también afectan a los hombres, quienes igualmente buscan menor ayuda busca en esta área.

Julio Campos, coordinador de bienestar en el Centro de Salud Familia del Sur Centro, destacó que el hombre latino no busca ayuda porque “hay mucho machismo, mucho culturalismo”, dijo Campos, resaltando que cuando a muchos hombres latinos se les habla sobre salud mental, tienden a responder “que ellos no están locos”.

De acuerdo con Campos, el condado de Los Ángeles realizó hace dos años, un estudio entre los latinos del Sur Centro de Los Ángeles, “y se dieron cuenta que de 100 latinos, 25 sabían pedir ayuda cuando estaban sufriendo de problemas emocionales como depresión, ansiedad, pánico, y los otros 75 terminaban en la sala de emergencias”, dijo Campos.

A raíz de ese estudio, el condado, junto con el Centro de Salud Familia del Sur Centro estableció un servicio de salud mental para los latinos de esa área, con el propósito de educarlos en cómo buscar ayuda cuando están deprimidos o atravesando por problemas que afectan su salud mental y ofrecerles terapias si su salud mental se ha visto afectada por algún tipo de inconveniente.