Fiscalía de LA implementará multas para delitos menores

La Procuraduría pretende que los infractores paguen sanciones en vez de procesar los casos en los juzgados y también quiere evitar registros de antecedentes penales

Fiscalía de LA implementará multas para delitos menores
Policías de Los Ángeles podrán emitir en unos días multas por faltas menores.
Foto: Ciro César / La Opinión

Policías y agentes de Servicios para Animales de Los Ángeles podrán emitir en unos días multas por faltas menores, como tener una mascota sin registro, no atar a un perro cuando se le traslada en auto, vender animales en la vía pública, vagar o escuchar música a un volumen alto.

Esto por un programa piloto aprobado por el Cabildo hace unos días, el cual pretende que los infractores paguen sanciones de entre $250 y $1,000 (la cuota sube si hay reincidencia), en vez de procesar los casos en el ya saturado sistema judicial en esta metrópoli.

La Procuraduría también quiere evitar registros de antecedentes penales y garantizar que estos asuntos se resuelvan de manera “más oportuna”. Se espera que la ley entre en vigor en unas semanas (aún no hay una fecha precisa). San Diego y Sacramento ya han puesto en marcha medidas similares.

“Permitir sanciones administrativas por violaciones de bajo nivel permitirá que nuestras agencias del orden y tribunales concentren sus limitados recursos en los delitos más graves que amenazan a nuestros residentes”, indicó el fiscal saliente Carmen Trutanich, en un comunicado.

La Fiscalía angelina espera que decenas de miles de casos sean manejados por el llamado Programa de Aplicación de la Ley con Multas Administrativas (ACE). Sólo en 2012 dicha oficina revisó más de 15 mil ofensas menores, de las cuales alrededor del 66% fueron referidas a las cortes.

Sin embargo, un grupo empresarial teme que la iniciativa, que se redactó a lo largo de tres años, se extienda a otros departamentos, como Construcción y Seguridad, Obras Públicas y Transporte.

“La ordenanza permitirá una selectiva aplicación de la ley resultando en elevadas multas a dueños de casas y negocios”, expuso Doug Arsenault, representante de la Asociación de Comercios e Industrias del Valle (VICA).

Para Arsenault, tal norma no sólo permitirá la entrada de un inspector municipal a una propiedad –algo que él considera una violación a la Cuarta Enmienda-, sino que alejará a empresas y residentes. “Esta amenaza de acción punitiva sin el debido proceso enfatiza la reputación de regulador excesivo que tiene Los Ángeles, forzando a la gente a comprar viviendas en otros lugares”, alerta.

El concejal Paul Koretz, autor de la ordenanza, enfatizó que para incrementar su alcance se deben realizar reuniones públicas. “El Concilio debe actuar antes de que haya cualquier expansión”, recalcó.