Programa en LA ayuda a trabajadores inmigrantes

EMPLEO ayuda a trabajadores de México y Centroamérica con problemas de salarios, horas extras, acoso sexual, discriminación laboral, despido injustificado o condiciones infrahumanas de trabajo
Programa en LA ayuda a trabajadores inmigrantes
Se han recuperado $13.8 millones en salarios no pagados en los nueve años que lleva el programa.
Foto: AP

Aunque no puede ayudar a todos con su trabajo de voluntaria, Lucia Huerta considera importante brindar asistencia a los trabajadores migrantes para que defiendan sus derechos.

“Los trabajadores son siempre los que llevan la peor parte y aunque sea como voluntario, hay que ayudar a la gente en algo”, dijo Lucia Huerta, trabajadora voluntaria del Programa de Empleo, Educación y Alcance (EMPLEO), el cual brinda ayuda a los trabajadores cuyos derechos laborales han sido infringidos. “A veces no podemos ayudarlos pero al menos los escuchamos y ellos se desahogan con alguien que les oyó”, dijo Huerta, quien ha trabajado con EMPLEO desde sus inicios.

Con motivo del noveno aniversario de EMPLEO, los representantes consulares de México y Centroamérica ratificaron ayer el convenio de continuar el programa para ayudar a los trabajadores, especialmente los migrantes, a defender sus derechos laborales.

EMPLEO comenzó en el 2004 como una iniciativa que incluye organismos federales y estatales y organizaciones sin fines de lucro que brindan ayuda a los trabajadores de México y Centroamérica que tengan reclamos laborales tales como salarios, horas extras, acoso sexual, discriminación laboral, despido injustificado o condiciones infrahumanas de trabajo.

Priscilla García, directora de relaciones públicas del Departamento de Trabajo de EEUU, destacó que EMPLEO funciona a través de una línea telefónica, en donde personas voluntarias reciben las llamadas en el centro ubicado en San Bernandino y toman nota de las quejas; estas son enviadas a investigadores, quienes son los que deciden qué organismo debe encargarse de ese caso. Sin embargo, debido a la propaganda diseminada a través de diferentes medios, “en el centro de atención recibimos llamadas de todo el país, quejas de trabajadores de Texas, Tennessee, Nevada, de donde sea”, dijo García.

El cónsul encargado del Consulado General de México en Los Ángeles, Juan Carlos Mendoza, señaló que el programa ha tenido gran éxito porque se han recuperado $13.8 millones en salarios no pagados en los nueve años que lleva el programa.

“Todo trabajo está regulado. Este es un país en que funcionan los derechos y los derechos los tienen los trabajadores sin importar el estatus migratorio que tengan”, dijo el cónsul, añadiendo que “esos derechos no vienen de una visa sino que son inherentes al ser humano”, dijo el cónsul.

Pablo García Sáenz, cónsul general de Guatemala en Los Ángeles, destacó que su consulado apoya el proceso proporcionando el número telefónico a sus connacionales para que hagan las denuncias a EMPLEO y haciendo seguimiento de esas llamadas. Asimismo, recomienda a los ciudadanos de Guatemala a que “hagan uso de este programa porque, aunque no tengan documentos, tienen derechos en los lugares donde trabajan. Que no tengan temor de denunciar si son maltratados, si no les dan el salario que les corresponde”, dijo García Sáenz.

De acuerdo con estadísticas destacadas por miembros del Departamento de Trabajo de Estados Unidos asistentes al acto, EMPLEO ha ayudado a más de 9 mil trabajadores desde su fundación el 30 de mayo de 2004. Sus servicios se extienden a 7 condados del sur de California, siendo el condado de Los Ángeles el que recibe más llamadas, con un 57.1 por ciento.

De acuerdo con estadísticas destacadas por miembros del Departamento de Trabajo de Estados Unidos asistentes al acto, EMPLEO ha ayudado a más de 9 mil trabajadores desde su fundación el 30 de mayo de 2004. Sus servicios se extienden a 7 condados del sur de California, siendo el condado de Los Ángeles el que recibe más llamadas, con un 57.1 por ciento.

?>