Bush cree que el Congreso aprobará la reforma migratoria

El expresidente estadounidense dijo que es la oportunidad de corregir un "sistema que no funciona"

George W. Bush no logró la aprobación de una reforma migratoria cuando fue presidente.
George W. Bush no logró la aprobación de una reforma migratoria cuando fue presidente.
Foto: AP

Washington — El expresidente estadounidense George W. Bush dijo que al parecer la reforma migratoria tiene posibilidades de que sea aprobada en el Congreso y aseguró que es importante corregir un “sistema que no funciona”.

El Senado aprobó una legislación que combina la promesa de que logren la ciudadanía quienes viven sin permiso en Estados Unidos y un aumento de la seguridad fronteriza.

Sin embargo, esta propuesta al parecer no tiene la menor posibilidad de ser aprobada en la Cámara de Representantes, de mayoría republicana.

No obstante, parece que los legisladores han logrado “cierto progreso”, dijo Bush al programa “This Week” de la ABC.

Bush no logró la aprobación de una reforma migratoria cuando fue presidente.

A la pregunta de si el fracaso de la reforma afectaría al Partido Republicano, Bush afirmó que la aprobación de la iniciativa no busca impulsar a esa fuerza política sino corregir el sistema.

“En lo que a mí concierne, buenas políticas reditúan en buena política”, agregó.

  • Lamar Smith. 65 años, republicano de Texas. Dijo que el proyecto del Senado equivale a una “amnistía” que no resolverá el problema. “La amnistía no frenará la inmigración ilegal. Lo hemos visto en el pasado, promueve más inmigración ilegal. Desafortunadamente el proyecto de ley del Senado no soluciona el problema. Al ofrecer amnistía, empeora las cosas”.
    • Steve King. 64 años, republicano de Iowa. Ha propuesto prohibir el uso del español y otros idiomas en documentos federales. “El mayor grupo de inmigrantes legales en este país proviene de México. No entiendo por qué la gente que hizo las cosas de forma correcta para venir a este país legalmente querría recompensar a los que no lo hicieron”.
      • Ted Gowdy. 48 años, republicano de Carolina del Sur. Promotor de una medida que otorga a los policías locales y estatales funciones de agentes de inmigración. “El voto hispano es la peor razón posible para que nosotros (los republicanos) consideremos una reforma migratoria. Honestamente lo creo. En mi distrito no hay una enorme población hispana, es menos del 7%, pero aquí estoy, en medio del debate migratorio. A mí no me ayuda nada”.
        • Bob Goodlatte. 60 años, republicano de Virginia. Preside el Comité de Asuntos Judiciales de la Cámara que ha aprobado cuatro iniciativas separadas relacionadas con la reforma migratoria. Aunque ninguno de esos proyectos aborda el camino a la ciudadanía de inmigrantes sin papeles, activistas esperan que sectores evangelistas le convenzan para que acepte la ciudadanía. “Creo que es muy posible que tengamos reforma migratoria este año, pero depende de las expectativas que la gente tenga. Si la gente cree que va a obtener todo lo quiere en una reforma, no creo que nadie la vea”.
          • Louie Gohmert. 59 años, republicano de Texas. Dijo que los atentados terroristas de Boston este año demuestran que el sistema inmigratorio del país no funciona. “Las patrullas fronterizas me han dicho que hay más gente que nunca intentando acceder al país sin documentación. Hay más gente que desesperadamente intenta entrar, yendo a áreas donde no hay comida o bebida, en situaciones terribles donde arriesgan la vida y a veces mueren. Creo que es un error hablar de un camino a la naturalización hasta que tengamos control sobre quién entra”.