Tour se dirige a etapa de ‘leyenda’

La mítica subida a Alpe d'Huez presenta nuevas dificultades para el pelotón que tratará de sobrevivir al doble ascenso de la etapa 17.
Tour se dirige a etapa de ‘leyenda’
Froome casi tiene el Tour en la bolsa, pero deberá superar a Alpe d'Huez.
Foto: EFE

CHORGES- La subida al Alpe d’Huez y sus 21 míticas curvas marcan una de las leyendas del Tour de Francia, que en esta edición se ascenderán en dos ocasiones, algo que nunca antes había sucedido, una excepción con la que los organizadores quieren marcar la celebración de la centésima edición.

Se trata de la etapa reina de la edición, una jornada particular de 172,5 kilómetros entre Gap y la mítica cima en la que los últimos 65 son de una dificultad extrema.

A partir de ese momento, el pelotón deberá afrontar una primera subida de las 21 curvas legendarias, 12,3 kilómetros al 8,4 % de pendiente media.

Su descenso, que nunca antes se había hecho en carrera, desemboca directamente en el puerto de Sarenne, de segunda categoría, tras el cual comienza una bajada vertiginosa y desconocida para los ciclistas.

La misma desemboca de nuevo en la subida al Alpe d’Huez, esta vez kilómetro y medio más larga, que marcará el ganador de la etapa.

La general saldrá a todas luces marcada por esta experiencia y a la espera de que se viva una segunda y dura jornada alpina, con los ascensos al Glandon y la Madeleine, en la primera parte de la jornada, pero con la Croix Fry como juez de la jornada, cuya cumbre está a 13 kilómetros de la llegada al Grand-Bornand.

-Gap – Alpe d’Huez, 172,5 kilómetros

Salida: 12.30 (10.30 GMT)

Llegada prevista: 17.33 (15.33 GMT).

Montaña:

Col de Manse (2a) a 13 km

Rampe du Morty (3a) a 45 km

Col de Ormon (2a) a 95 km.

Alpe d’Huez (E), 12,3 km al 8,4 %, a 122,5 km

Col de Sarenne (2a) a 131,5 km

Alpe d’Huez (E), 13,8 km al 8,1 %, en meta.