Tema migratorio provoca guerra de anuncios

Grupos a favor y en contra no escatiman fondos para llevar el debate a la televisión y radio

Tema migratorio provoca guerra de anuncios
Diversos grupos han invertido millones de dólares en comerciales en TV que buscan influenciar en el debate migratorio.
Foto: Suministrada

La lucha en pro y en contra de la reforma migratoria también se está librando en televisión, radio e internet.

En los últimos meses, sindicatos, asociaciones religiosas, cámaras de comercio, asociaciones empresariales, partidos políticos y otros grupos de interés han invertido millones de dólares colectivamente en comerciales que buscan influenciar a la población, y directa e indirectamente las acciones de sus representantes en el Congreso.

Uno de los más activos ha sido el comité de educación política de SEIU, el Sindicato Internacional de Empleados de Servicio con al menos seis comerciales en inglés y uno en español, invirtiendo más de un millón de dólares en una campaña que también incluye otro tipo de movilización.

Uno de ellos, titulado “America” (Estados Unidos), fue transmitido en varios canales de cable en shows de alta popularidad. La inversión fue de 300 mil dólares y el comercial estuvo dirigido a una audiencia amplia con un mensaje patriótico:”En EEUU arreglamos lo que se rompe. Así somos, nuestro sistema de inmigración está roto y el Congreso tiene una oportunidad de restaurarlo”, dice el comercial mientras se observan imágenes de un grupo de obreros arreglando e instalando una bandera de las barras y estrellas. Al final, el comercial invita a llamar a sus representantes del Congreso. El objetivo es reforzar y aumentar el apoyo que la reforma migratoria tiene en la población estadounidense anglosajona.

Este es el comercial:

Otro de los comerciales, este en español, fue difundido por canales nacionales hispanos. Patrocinado por SEIU y Mi Familia Vota, invita a la comunidad latina a hacer escuchar su voz a favor de la reforma migratoria llamando a un número de SEIU. El comercial también aumenta la visibilidad del sindicato en la comunidad latina.

El comercial puede verse aquí:

Otros grupos pro reforma están patrocinando avisos publicitarios dirigidos a una audiencia políticamente más conservadora, como es el caso de la Mesa Evangélica de Inmigración, un grupo ligado al National Immigration Forum que agrupa a organismos empresariales, policiales y religiosos para cabildear a la derecha del espectro político por la reforma migratoria.

En una campaña de al menos un cuarto de millón de dólares, el grupo lanzó comerciales de radio que han sido transmitido en estados conservadores y cristianos.

Los comerciales llaman a los cristianos a seguir la voz del evangelio “y amar a nuestros vecinos, las vidas de 11 millones de vecinos dependen la reforma que está considerando el Congreso…únete a un creciente movimiento de cristianos”.

Los avisos invitan a ir a un sitio web, participar en una campaña de oración y presionar a los líderes políticos. Se han transmitido en diferentes versiones y estados como Georgia, Carolina del Norte y Tenesí, Florida, Montana, Kentucky, Kansas, Texas y Ohio entre otros.

Los avisos pueden escucharse aquí:

Otros grupos conservadores que han realizado comerciales incluyen la Cámara de Comercio de EEUU, la Asociación Nacional de Manufactureros y American Action Network.

Este último lanzó un comercial de TV que se transmitió en Fox News, entre otras, en la que argumenta a los conservadores que la reforma incluye “la seguridad fronteriza que EEUU necesita” y utiliza las voces e imágenes del senador de Florida Marco Rubio, Jeb Bush y el congresista Paul Ryan, quienes apoyan la reforma. Este fue un gasto de al menos 50 mil dólares.

Este es el comercial:

Pero no todas las campañas han sido a favor de la reforma. Grupos en contra de la inmigración y de la reforma también están invirtiendo considerables cantidades de dinero en comerciales que enmarcan la reforma migratoria en un mensaje negativo para el país.

FAIR, la Federación Americana por la Reforma Migratoria, (que en realidad se opone a cualquier reforma que no reduzca la inmigración legal en cantidades radicales, una posición extrema aún en el entorno actual) invirtió recientemente más de 100 mil dólares en un par de comerciales de televisión que acusan a Rubio y a otros políticos de hacer “promesas falsas luego de romper las que hicieron en 1986 para aprobar la amnistía”.

Otro grupo, Numbers USA, que pertenece a la misma coalición que FAIR, está transmitiendo en este momento dos comerciales en los que alega que el Congreso “está a punto de otorgar 33 millones de permisos de trabajo a extranjeros, cuando 20 millones de estadounidenses necesitan un trabajo”.

“Estamos combatiendo los argumentos de los grupos que quieren fronteras abiertas y que alegan que nuestro país necesita más mano de obra extranjera”, dice el comercial.

“El gobierno federal importan más de 125 mil trabajadores extranjeros cada mes”.

Este comercial puede verse aquí:

Algunos comerciales están enfocados en la población conservadora estadounidense usando las palabras de uno de sus íconos. La Asociación Nacional de Manufactureros envía el mensaje de “hay que poner a trabajar al país” con pedazos de un discurso del ex presidente Ronald Reagan en el puerto de Nueva York cerca de la Estatua de la Libertad.

Aquí esta ese comercial:

Según Sherry B. Jeffe, profesora de periodismo y comunicación política de la Universidad del Sur de California, muchas de estas campañas buscan afectar la opinión pública y a su vez, que el público presione a los políticos. Algunas buscan también desprestigiar a ciertos políticos por razones electorales.

“Mucho de ello dependerá de la fuerza de la opinión pública y de si esta alcanza un punto crítico”, dijo Jeffe. “Las campañas más efectivas en este momento serán las que se enfoquen en los distritos de congresistas que sean claves para el voto No es preciso gastar mucho dinero si el comercial se pasa específicamente en canales de ciertos distritos electorales del país”.