Bodas gay traen auge económico a California

El estado de California podría recibir hasta 46 millones por impuestos y tarifas generados por los matrimonios gay
Bodas gay traen auge económico a California
Miguel Topete-Hernández y César Hernández-Topete se casaron luego de reanudarse las bodas gay en el estado.
Foto: Suministrada

SACRAMENTO.—Cuando Miguel Topete-Hernández y César Hernández-Topete se enteraron que la proposición 8 había sido derogada y el matrimonio gay reinstalado en California, prácticamente corrieron a casarse.

La pareja con una relación de cuatro años contrajo nupcias en el Registro Civil de la ciudad de Whittier el 1 de julio. Un año antes se habían hecho pareja doméstica.

“Nos apuramos a casarnos porque teníamos miedo de que se fueran a suspender las bodas de nuevo. Era un logro después de tanto pelear”, explicó Miguel, quien junto con su ahora cónyuge participaron en manifestaciones y diferentes acciones contra la proposición 8.

Como muchas parejas del mismo sexo en California, ellos tomaron la decisión de casarse tan pronto el Circuito Noveno de la Corte de Apelaciones despejó el camino para que se reanudaran las bodas gay el 28 de junio, días después de que la Corte Suprema de la Nación resolvió que era ilegal la proposición 8 que prohibía el matrimonio gay.

“Para nosotros era importante casarnos porque estamos en vías de adoptar una niña de cinco años y queremos que como cualquier otro menor tenga padres que no sólo sean una pareja doméstica sino que estén casados”, dijo Miguel. La pareja de recién casados reside en Long Beach y trabajan juntos en su propio negocio de pastelillos y postres CakePops & Co.

Después de la boda civil, la pareja se prepara para el festejo.

“Estamos muy felices, organizando la fiesta para el 21 de septiembre en Downey, ya con toda la familia”, dice Miguel.

Según el Centro de Investigaciones Williams Institute de la Escuela de Derecho de la Universidad de California en Los Ángeles, el estado podría obtener hasta 46 millones por impuestos y tarifas de las bodas gay este año (492 millones de dólares en los próximos tres años).

“En esta primera ronda, las parejas del mismo sexo no están gastando mucho”, comentó Lee Badgett, directora de Investigación del Instituto Williams.

“Creo que el impacto económico en el estado lo vamos a ver más tarde en las economías locales cuando las parejas empiecen a gastar en sus fiestas de boda y todo lo que eso implica: restaurantes, ropa, flores, hoteles”, explicó la investigadora.

En promedio, una boda en California cuesta $32 mil. “Las parejas del mismo sexo van a gastar aproximadamente un 25% de esa suma”, consideró Badgett.

El contralor del Estado, John Chiang, avaló las cifras del Instituto Williams y dijo que las bodas del mismo sexo son un beneficio adicional en momentos en que tratan de reactivar la economía estatal.

“Vamos a ver un incremento de impuestos a las ventas por los servicios de comida, restaurantes, limusinas, regalos, grupos musicales. Una boda es una gran celebración”, apuntó.

Dijo que habría que tomar en cuenta el impacto en el turismo cuando parejas del mismo sexo de otros estados donde no es legal el matrimonio gay, vengan a California a casarse y dejen dinero a los negocios que algunas veces podrían contratar temporalmente más personal.

“Y aún en las bodas que se celebren con parejas de aquí, muchas veces vienen amigos de fuera a la fiesta. Eso significa ingresos para el estado”, observó.

Chiang precisó que la ganancia principal será para los servicios y el turismo.

A casi un mes de que las bodas entre parejas del mismo sexo se reanudaron, no existen cifras de cuántas han unido sus vidas por la vía legal.

Regina Ip, portavoz del Registro Civil del condado de Los Ángeles, dijo que ellos no preguntan el sexo de las personas porque la solicitud es neutral en ese sentido.

Pero entre el 28 de junio y 22 de julio de este año se expidieron en general 4,513 licencias de matrimonio y se celebraron 1,461 ceremonias. En el 2012, en ese mismo periodo de tiempo se celebraron 382 ceremonias y se emitieron 1,975 licencias.

Sólo en el condado de Los Ángeles, la licencia por un matrimonio público cuesta 90 dólares, 85 dólares una licencia confidencial y la ceremonia civil tiene una tarifa de 25 dólares.