Familiares y boxeadores de Houston dan el último adiós a Damazo Tello

Sigue a La Opinión en Facebook
Familiares y boxeadores de Houston dan el último adiós a Damazo Tello
Alrededor de 400 personas le dieron el último adiós al boxeador Damazo Tello
Foto: Gustavo Rangel / RUMBO

La familia del boxeo de Houston se encuentra de luto. Alrededor de 400 personas le dieron el último adiós a uno de sus miembros más queridos.

El cariño y respeto que se le tenía al carismático boxeador Damazo Tello quedó evidente el jueves 25 de julio en la iglesia católica Queen of Peace con la presencia de familiares, amigos y un gran sector de la comunidad boxística de Houston.

Miembros de diferentes gimnasios llenaron la parroquia para despedir a Tello que fue uno de los más exitosos boxeadores amateurs de los últimos años.

Damazo, de 22 años, falleció el 17 de julio después de haber sufrido un accidente de motocicleta. Su muerte conmovió a toda la Asociación de Boxeo Gulf Coast ya que era uno de los pugilistas más reconocidos, no solamente por su talento sino, por ser una persona amigable.

Tello dio el salto al profesionalismo luego de haber conseguido numerosos campeonatos de Guantes de Oro al nivel local, estatal y nacional. Tello batallo mucho para conseguir peleas y se alejó por unos meses del boxeo. Sin embargo, el recién nacimiento de su hijo lo había motivado para regresar al cuadrilátero.

Damazo comenzó su carrera en el gimnasio de Ray Ontiveros y después entrenó bajo la dirección de la entrenadora Clara Savannah en el Savannah Boxing Gym, donde en ambos lugares tuvo mucho éxito.

RUMBO entrevistó en numerosas ocasiones a Tello y sus aspiraciones siempre fueron de llegar a ser un Campeón Mundial junto con su primo Omar Tello, quien tenía una relación muy cercana.

“El boxeo, mi primo y yo lo llevamos en la sangre. Nuestro sueño es de un día los dos lleguemos a ser campeones del mundo, para que nuestra familia se sienta orgullosa”, comentó Tello después de haber ganado su último campeonato estatal de los Guantes de Oro.

Omar seguirá con el sueño de su primo fallecido ya que recientemente dio el salto al profesionalismo.

“Un semana antes de su trágico accidente Damazo había llegado a visitarme en el ring y me dijo que quería regresar al boxeo. Comenzó a entrenar muy duro para poder seguir con su camino en el profesionalismo”, dijo Ontiveros.

“Lo voy a extrañar mucho. Muchas personas lo van a extrañar y nunca lo olvidaremos. Sus sueños ahora los carga su primo Omar, que se ha convertido en un sobresaliente prospecto”, agregó el entrenador.

Omar se encuentra bajo la conducción de Ontiveros y el jueves 1 de agosto tiene programada una pelea dentro de la cartelera que se llevará a cabo en el Bayou City Events Center.