Sin reforma, inmigrantes enfrentan deportaciones

Durante el receso del Congreso, no avanzarán las propuestas de una reforma migratoria, y miles de migrantes seguirán siendo deportados
Sin reforma, inmigrantes enfrentan deportaciones
Luis Gutiérrez, representante por Illinois.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.— El Congresista Luis Gutiérrez dijo que en los 37 días de receso del Congreso —que arranca mañana viernes y culmina el 9 de septiembre— serán deportados más de 44 mil inmigrantes (unos 1,200 diarios en promedio de acuerdo al número total de deportados en los cuatro primeros años de la Administración Obama).

“Insto a mis colegas a pensar en los millones de familias inmigrantes que ya no son capaces de pasar tiempo juntos“, dijo el legislador Luis Gutiérrez (Illinois) ante el pleno de la Cámara, al referirse a los miles de extranjeros que han sido deportados —o están en proceso de ser expulsados del país— por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Lo único que necesitamos es un voto […] acabamos de tener una reunión y esperamos que cada miembro invite a un republicano en sus eventos. Deben crear un diálogo. Ahora un 98% de los demócratas en la Cámara Baja apoyan la reforma”, explicó el congresista Luis Gutiérrez (D-IL).

Diversas organizaciones pro inmigrantes unidas en el proyecto “Alianza por la Ciudadanía” realizarán 360 eventos en 25 estados y 52 distritos congresionales para impulsar el voto de una reforma migratoria.

La idea es presionar a los representantes en sus distritos aprovechando el receso legislativo de agosto a través de la iniciativa “El verano de la reforma migratoria” que incluye foros públicos, bancos de llamadas, manifestaciones, reuniones con legisladores, registro de votantes, etc.

Una de las metas de la coalición es tener 500 mil peticiones firmadas en apoyo de una reforma migratoria al final del receso legislativo, para entregárselas a los congresistas cuando regresen a Washington.

El grupo está impulsando el proyecto de ley migratorio aprobado por el Senado en junio y exigen que la Cámara de Representantes vote la propuesta. El liderazgo republicano ha insistido en que trabajarán en iniciativas propias y separadas. En este contexto, la coalición insiste en que un elemento esencial es un camino a la ciudadanía para los indocumentados.

“No nos basta que a nivel privado algunos republicanos nos digan que apoyarían una reforma migratoria si se vota en el pleno de la Cámara de Representantes. Necesitamos que hagan declaraciones públicas de que quieren un voto”, explicó Eliseo Medina, secretario tesorero internacional de SEIU.

“Tendrán una gran sorpresa. Estaremos listos para recibirlos en sus distritos. No seremos tímidos en identificar a quienes nos apoyan y los que no. Manténganse pendientes, este es sólo el comienzo de un verano muy caliente”, agregó.

“Tenemos una cantidad increíble de actividades para estar seguros de crear el espacio para que se concrete un voto sobre la reforma migratoria”, aseguró Clarissa Martínez, directora de inmigración y campañas nacionales del Consejo Nacional de la Raza.

“Les aseguro que hay docenas de republicanos listos para apoyar una reforma migratoria”, dijo.