En peligro mural de Diego Rivera

'Murales bajo las estrellas' tratará este tema hoy en el Molaa

En peligro mural de Diego Rivera
Mural 'Detroit Industry' de Diego Rivera.
Foto: Suministrada

Ante la noticia de que las más de 60 mil piezas que integran el acervo del Instituto de rtes de Detroit (DIA) podrían ser vendidas para saldar la deuda de este ciudad, que se declaró en bancarrota, muchos amantes del arte comenzaron a alzar su voz para alertar a la comunidad internacional y local a que tomen acción para evitarlo.

Entre las obras del DIA destacan La danza de la boda, de Pieter Bruegel; La conversación de Magdalena, de Caravaggio; Autorretrato, de Van Gogh y el mural Detroit Industry, que Diego Rivera pintó en el patio central de este museo en 1932.

Según un reciente estudio del New York Times, el precio de estas obras (en conjunto) podría alcanzar en el mercado hasta dos mil millones de dólares, cantidad que resulta atrayente para saldar la deuda de 18 mil 500 millones de dólares que tiene Detroit.

“Todo el acervo artístico del DIA, incluso su edificio, está sujeto a los reclamos de los acreedores de la ciudad y ésto preocupa… hay que estar vigilantes y apoyar cualquier acción que defienda estas joyas del arte”, dijo a La Opinión Gregorio Luke, creador y director del programa Murales bajo las estrellas, que hoy tendrá la segunda de sus tres conferencias multimedia en el Museo de Arte Latino Americano (Molaa), en Long Beach, que precisamente está enfocada en la vida y obra del pintor y muralista mexicano Diego Rivera.

“Durante la conferencia [sobre Diego] se proyectarán quince de sus murales, poniendo especial énfasis en los murales que pintó en el Instituto de Arte de Detroit y que están en peligro de ser reclamadas por los acreedores”, detalló el especialista en arte latinoamericano, quien desde finales de julio comenzó a dar la voz de alerta sobre lo que podría suceder con el acervo del DIA.

“Además del mural Detroit Industry, el DIA posee una serie de bocetos, fotografías y documentos que Diego Rivera creó durante los años que trabajó en este Instituto. En esas gemas valiosísimas están los murales que Henry y Ethel Ford encargaron a comienzo de los años 30 a Diego [Rivera] para las paredes del Instituto”, detalló Luke.

“Los murales están inspirados en las industrias de Detroit, que en esa época era la cuarta ciudad de Estados Unidos y que trabajaba fuerte en la industria automotriz que bien registró Diego [Rivera] en su muralDetroit Industry“, explicó.

“Los murales son de gran dimensión y colorido. Son fascinante. Diego [Rivera] muestra detalladamente en Detroit Industry todo el proceso de ingeniería para la elaboración de los vehículos Ford de aquel entonces, desde que la materia prima se extrae de la tierra, la creación de las piezas, el ensamblaje, hasta el producto terminado”, detalló Luke.

“Este mural, una de las mayor satisfacción de Diego [Rivera] en relación a su trabajo en Detroit, es lo que está en juego en estos momentos”, acentuó Luke.

Octavio Pescador, doctor en Ciencias Sociales y Educación, expresó que la situación es preocupante por el costo cultural, artístico, social y educativo que conllevaría.

“En la teoría sociológica, una obra de arte emblemática, instalada en un museo o instituto de arte, no solo tiene un capital monetario sino también un capital cultural”, explicó el también investigador y fundador del Instituto Paulo Freire de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

Respaldado en esta teoría social, Pescador piensa que las obras de arte del DIA no van a ser rematadas porque estamos hablando de “bienes sociales, bienes comunales, bienes públicos. El gobierno federal tendrá que intervenir para encontrar otros activos, otros capitales”.

De llegar a venderse el acervo del DIA, Pecador dice que la pérdida será “muy alta” para el capital económico y cultural de Detroit, así como el desarrollo artístico de los escolares desventajados, la educación en general y la identidad cultural de quienes nacieron en los países de origen de los artistas.