Laura Carmine no es la típica antagonista

La actriz habla sobre su personaje y asegura que no cree en el fracaso de la telenovela.
Laura Carmine no es la típica antagonista
Laura Carmine es Esthercita Salazar, una joven caprichosa, prepotente encaprichada con Damián Fabré.
Foto: INS

Laura Carmine relativiza los pobres resultados de audiencia que ha obtenido “La Tempestad”, pues desde su perspectiva como mercadóloga y publicista, los números no siempre reflejan la realidad.

¿Cuál es tu opinión a cerca de la baja audiencia que ha tenido La tempestad?

Yo no me fijo si la telenovela gusta al público en los resultados que dan las empresas acerca de los ratings. Yo soy mercadóloga y publicista, sé que los resultados los sacan de una pequeña muestra de la población, entonces no pueden decir si es de las menos vistas. Además, gracias a Dios yo he tenido buenos comentarios de la telenovela, especialmente lo veo cuando salgo a la calle, creo que si en verdad no gustara, ni podría salir a la calle con gusto.

¿Qué ha significado para ti interpretar a Esther?

Con Esthercita me he reído mucho, por todas sus ocurrencias. La verdad que es un personaje antagónico distinto, porque no es la típica antagonista que da rabia. Al contrario, te da pena de todo lo que hace por conquistar el amor de Damián Fabré.

¿Qué viene para Esther?

La verdad el personaje ha hecho muchas cosas que te mueres de la risa y te da ternura. Ahora, lo más seguro es que la van a odiar. En este momento se está viendo cómo va recuperando la memoria poco a poco. Ella viene con todo para vengarse y recuperar del todo al amor de su vida a Damián Fabré (William Levy) con el que llegó al altar.

¿Se parecen Esther y Laura?

En nada (risas). Creo que lo único es que ambas somos hijas únicas. La verdad yo soy una mujer muy distinta a Esther. No me considero una mujer como ella.

¿Cómo es la convivencia con tus compañeros actores?

Todo el elenco nos llevamos increíble. Siempre nos estamos divirtiendo, riendo y aconsejando. Cada quien sabe lo que debe de hacer. Nadie se siente más que el otro, nos apoyamos mutuamente en las escenas.

¿Qué te gusta más, ser la mala o la buena?

Todo depende. Aquí hago a la mala y la gente la ha querido. También si hago una buena, me late hacer una buena, pero con carácter, no me laten esas buenas que se dejan hacer de todo y que no se defienden.

Busco personajes que me hagan ponerme retos.

A la par de la telenovela ¿tienes otro proyecto?

No, para nada. Me urge descansar. Me urge alejarme de todo un rato, estar con mi familia. No he podido descansar. Me urge tocar tierra, estar con mi gente. Necesito estar conmigo, descansar un poco de la televisión.

http://diariobasta.com.mx