Tropiezan otra vez

Sale guía triunfo de Medias Blancas sobre Yanquis
Tropiezan otra vez
Alfonso Soriano (12) roba la segunda base frente a Gordon Beckham, quien no pudo hacer nada para evitarlo.
Foto: AP

NUEVA YORK (EFE).— El abridor Chris Sale superó al japonés Hiroki Kuroda en poco más de siete episodios y llevó a los Medias Blancas de Chicago a un triunfo por 3-2 sobre los Yanquis de Nueva York, ayer.

Sale (7-11) lanzó siete entradas y un tercio, aceptó cinco imparables, una carrera, dio cuatro bases y retiró a seis por la vía del ponche.

En el ataque el guardabosques dominicano Alejandro de Aza pegó doble al jardín derecho en el séptimo episodio con un corredor en el camino para definir el triunfo de la novena de Chicago.

La derrota fue para Kuroda (10-7) en siete episodios, aceptó nueve imparables, tres carreras, dio una base y retiró a cuatro por ponche.

El bateador designado Alex Rodríguez pegó sencillo, recibió una base y fue golpeado por un lanzamientos y estuvo de 2-1, solo un día después de haberse ido de 4-1 en su debut en la temporada.

El colombiano Julio Teherán prodigó una labor eficiente de seis entradas, en la que sin embargo propinó un par de pelotazos que derivaron en un altercado, no sólo en el terreno, sino mediante Twitter, en el duelo que los Bravos de Atlanta ganaron ayer 2-1 a los Nacionales de Washington para llegar a 12 triunfos seguidos.

Tras ser golpeado por dos lanzamientos, una aparente represalia tras pegar un jonrón, Bryce Harper gritó improperios y apuntó con un dedo a Teherán (9-5).

Los dugouts y los bullpens se vaciaron, pero no hubo más golpes en el encuentro, salvo los virtuales, en las cuentas de Twitter de ambos equipos.

Éste es el tipo de encono que suele presentarse en partidos entre rivales de la misma división.

Pero en realidad, la recta final de esta campaña luce más bien como un trámite tranquilo para los Bravos.

Evan Gattis impulsó un par de carreras con un sencillo en la quinta entrada, y Teherán admitió solo una carrera, para que Atlanta ampliara a 14 juegos y medio su ventaja sobre Washington.