Detalles sobre rescate de Hannah Anderson salen a la luz

DiMaggio fue abatido por las autoridades el sábado. Se sospecha que mató a la madre y un hermano de la joven.
Detalles sobre rescate de Hannah Anderson salen a la luz
Los jinetes que se tropezaron con una jovencita californiana y su secuestrador dijeron que el encuentro les provocó dudas.
Foto: AP

Los jinetes que se tropezaron con una jovencita californiana y su secuestrador dijeron el domingo que el encuentro les provocó dudas porque parecían fuera de lugar y mal equipados para andar en la región agreste de Idaho.

En una conferencia de prensa en Boise, los cuatro jinetes -dos hombres y dos mujeres- dijeron que se encontraron con Hannah Anderson, de 16 años, y James Lee DiMaggio, de 40, el miércoles por la mañana.

Mark John dijo que no se mostraron amistosos y que la jovencita tenía puesta una piyama o pantalones de correr, y que el hombre parecía llevar sólo una mochila ligera.

“Parecían estar fuera de lugar”, dijo John, de 71 años, ex jefe de la Policía del Condado Gem. “El pudiera haber estado acostumbrado a andar en la naturaleza en California, pero no en Idaho… Entonces me surgieron dudas”.

John dijo que cuando regresó a su casa vio la Alerta Amber en busca de Anderson, y entonces contactó a la policía.

DiMaggio fue abatido por las autoridades el sábado. Se sospecha que mató a la madre y un hermano de Anderson, que no resultó lesionada.

Agentes del FBI investigan el lugar donde fueron avistados inicialmente en la zona agreste Frank Church River of No Return Wilderness, en el centro de Idaho. Los detalles sobre la operación que terminó en el rescate de Hannah salen a la luz con lentitud.

Los agentes avistaron inicialmente a dos personas que parecían ser Anderson y DiMaggio el sábado por la tarde, mientras sobrevolaban la zona en un avión, según un comunicado de Andrea Dearden, portavoz de la Policía del Condado Ada.

El aire estaba lleno de humo de varios incendios forestales lejanos y eso dificultaba observar bien el terreno, dijo Dearden. Los jefes policiales decidieron entonces enviar un equipo de rescate de rehenes del FBI para extraer de inmediato a Hannah.

La zona montañosa es muy agreste y el punto más cercano donde los helicópteros podían depositar al equipo estaba a más de dos horas de camino a pie. Los agentes se acercaron poco a poco al campamento, esperaron a que DiMaggio y Hannah se separaran y entonces entraron en acción.

El FBI trasladó a la menor a una zona donde un helicóptero pudiera recogerla. La entidad policial ha declinado ofrecer detalles sobre qué sucedió entre DiMaggio y sus agentes hasta que la investigación concluya, limitándose a decir que lo abatieron a tiros.

Anderson parecía sana y salva y fue trasladada a un hospital de Idaho donde asesores en crisis la estaban ayudando. Se espera que su padre llegue a Idaho para reunirse con ella.