Belindaestá viviendo una catarsis

La cantante asegura estar feliz sola, abrazada sólo con el amor de sus fans

La meta actual de Belinda   es  'revolucionar la música pop en Latinoamérica'.
La meta actual de Belinda es 'revolucionar la música pop en Latinoamérica'.
Foto: Agencia Reforma

Rodolfo G. ZubietaAgencia Reforma

MÉXICO, D.F. — Belinda cumplió el 15 de agosto 24 años y lo festejó de la única forma en que puede sentirse plena: sobre el escenario.

La cantante no necesita actualmente de un galán, no le importan los chismes sobre su ersona y disfruta la vida apoyándose en su familia.

Esta es su catarsis… y así lo demostró al celebrar su cumpleaños con miles de fans que acudieron a un concierto que ofreció en el Auditorio Nacional de Ciudad de México.

“El simple hecho de poder levantarme todos los días, de escribir canciones y sentirme bendecida es una inspiración en mi vida. Mi catarsis es ésta y quiero que todos lo sepan”, dijo la joven cantante.

“Ahorita tengo mucho romance en mi cabeza y en mi imaginación. Estoy pensando siempre en historias con el deseo de vivirlas en la realidad”, afirmó, emocionada, en entrevista.

La catarsis que vive la artista se notó también en el hecho de haber arribado al Auditorio para ensayar en compañía de sus papás y de su hermano, Ignacio, quien la abrazaba y se mostraba cariñoso con ella, además de que los dos corrieron de un lado a otro del recinto.

Por el momento, esas fantasías sólo las plasma en forma de canciones, mismas que hablan de su pasado, sus experiencias, sus miedos más profundos y las reflexiones derivadas de todo ello.

“No me arrepiento de nada, y todo lo que he vivido lo agradezco inmensamente. Todo eso es lo que me ha hecho llegar hasta aquí”, compartió con voz segura.

“Ahorita tengo el amor de los fans y del público. Ese amor nunca me ha fallado y es el más importante para mí en este momento”, explicó la cantante.

“Mi meta más grande ahorita es revolucionar la música pop en Latinoamérica”, puntualizó con firmeza. “Por eso trato siempre de evolucionar, dar lo mejor de mí, sorprender al público, arriesgarme y no hacer caso a las críticas”.

La catarsis que vive la joven, como se titula también su reciente álbum, se vio representada en su más reciente show en el Auditorio, donde utilizó más de 10 pantallas, tres elevadores, cambios de vestuario y un espectáculo de parkour (artes marciales callejeras).

Todo eso forma parte de “la nueva Belinda”, como ella misma se define, una que quisiera ser independiente en su carrera y que ya dejó atrás las telenovelas, aunque le gustaría actuar de nuevo algún día.

“Sería padre e increíble ser independiente, tomar tus propias decisiones y no depender de un equipo que tiene muchos otros artistas, ha de ser genial”, compartió. “Eso sería un paso importante en mi carrera que en algún momento sí me gustaría dar”.