El Papa pide la paz para Siria

Anuncia jornada de ayuno y oración para el 7 de septiembre

El Papa pide la paz para Siria
El papa Francisco bendice a los miles de peregrínos en la Plaza de San Pedro y al mismo tiempo pide una jornada de ayuno y oración por la paz en Siria, en Medio Oriente y en el mundo entero, ayer.
Foto: EFE

CIUDAD DEL VATICANO, VATICANO (Notimex).— El Papa Francisco convocó ayer a todos los católicos a una jornada de ayuno y oración por la paz en Siria, en Medio Oriente y en el mundo entero.

La iniciativa la anunció él mismo durante su mensaje con motivo del Angelus, la oración dominical que dirigió desde la ventana de su estudio personal en el Palacio Apostólico del Vaticano y ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro.

La jornada tendrá lugar el próximo 7 de septiembre, en la víspera de la fiesta de la natividad de la Virgen María, Reina de la Paz.

Ese día, según anticipó el Pontífice, entre las 7:00 de la mañana y las 12:00 de la noche, horas locales, los fieles que lo deseen se reunirán en El Vaticano “en oración y en espíritu de penitencia” para implorar a Dios la paz para la amada nación siria y para todas las situaciones de conflicto.

Invitó a unirse a esa iniciativa, de la manera que consideren más oportuno, a los cristianos no católicos, a los que pertenecen a otras religiones y a los hombres de buena voluntad.

Solicitó a todos los católicos que organicen algún acto litúrgico por esa intención.

“Que una cadena de compromiso por la paz una a todos los hombres y mujeres de buena voluntad. La paz es un bien que supera cualquier barrera, porque es un bien de toda la humanidad”, sostuvo.

“Lo repito alto y fuerte: no es la cultura de la confrontación, la cultura del conflicto, la que construye la convivencia en los pueblos y entre los pueblos, sino ésta: la cultura del encuentro, la cultura del diálogo; éste es el único camino para la paz”, agregó.

Deseó que el “grito de la paz” se alce con fuerza para que llegue a los corazones de todos y que todos depongan las armas.

“La humanidad tiene necesidad de ver gestos de paz y de oír palabras de esperanza y de paz”, insistió.

“Pidamos a María que nos ayude a responder a la violencia, al conflicto y a la guerra, con la fuerza del diálogo, de la reconciliación y del amor. Ella es madre. Que ella nos ayude a encontrar la paz”, ponderó.