Sí al uso de fuerza

Voto de comité senatorial autoriza al Presidente la acción en Siria

Sí al uso de fuerza
Sen. Bob Menendez, D-NJ,
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.— El Comité de Relaciones Exteriores del Senado aprobó ayer una resolución con un voto de 10-7 que autoriza al Presidente Barack Obama a usar la fuerza para “responder al uso de armas de destrucción masiva y disuadir al gobierno Sirio de usarlas”.

El documento especifica que no se autoriza el uso de las Fuerzas Armadas estadounidenses en el terreno con propósitos de combate. La operación podrá extenderse por 60 días luego de la promulgación del acuerdo y el mandatario puede ampliarla por 30 días. Para hacerlo debe notificar al Congreso con cinco días de antelación.

“Logramos un voto bipartidista, es de suma importancia. Creo que tendremos los votos necesarios para aprobar la intervención. Pienso que hemos creado una resolución que tiene el balance necesario para lograr una aprobación mayoritaria en el Senado”, dijo a La Opinión el presidente demócrata del Comité de Relaciones Exteriores, Bob Menéndez.

Los legisladores votaron para autorizar una acción militar por primera vez desde octubre de 2002, cuando autorizaron la invasión de Irak bajo la presidencia de George W. Bush.

Se espera que la próxima semana el Senado tenga un voto final que decida una intervención militar limitada en Siria

Entre quienes votaron en contra figuró el senador Marco Rubio (R-FL), quien aseguró que una acción militar de EEUU puede ser contraproducente. “Creo que podría desencadenar una serie de eventos que desestabilizarían a la región”, aseguró el legislador, quien insistió en otras opciones para manejar el conflicto.

“Si no hacemos nada, será una catástrofe. Esta enmienda fortalece la propuesta y nos permitirá una estrategia concreta. Para tener éxito necesitamos convencer a Assad de que está perdiendo, antes de que decida irse”, comentó John McCain (R-AZ).

Todavía quedaron pendientes algunos cambios a la resolución antes de un voto final en la Cámara Alta.

El senador Richard Durbin (D-IL) preguntó “¿qué pasa el día 91 si Assad decide utilizar armas químicas de nuevo? ¿volveremos a debatir en el Congreso?”. El legislador explicó que es necesario afinar la capacidad de respuesta del Presidente, pero insistió en que todavía no se ha llegado a un acuerdo bipartidista sobre cómo hacerlo.

McCain está negociando con Durbin respecto a este tema. “Debemos quitar la percepción de que si esto ocurre, no responderemos. Pero tampoco queremos dar una autoridad sin final al Presidente”, explicó.

El Gobierno ha insistido en que el 21 de agosto pasado, el Gobierno sirio causó la muerte de más de 1,429 personas con armas químicas, en zonas opositoras al gobierno de Assad.

En paralelo, ayer el Comité de Relaciones Exteriores en la Cámara de Representantes inició una audiencia al mediodía con el Secretario de Defensa, Chuck Hagel; el Secretario de Estado, John Kerry y el general Martin Dempsey.

La respuesta de los legisladores fue de escepticismo, dejando claro que el clima en la Cámara Baja será mucho más complicado que en el Senado. Kerry reiteró que los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos están en juego si no intervienen en Siria.

“Votaré en contra”, aseguró a La Opinión el congresista Chris Smith (R-NJ). “No he obtenido respuestas a mis preguntas. Quiero saber cuánto durará esto y nadie me respondió. Creo que debemos usar nuestra voz en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para establecer un tribunal de crímenes de guerra para Siria, inmediatamente”, comentó.

Smith está proponiendo una iniciativa que se enfoque en esta alternativa en lugar de una intervención militar, pero consultado respecto al apoyo de sus colegas, dijo que aún no había conversado con ellos.

“Hay personas que tienen muchas dudas respecto a votar a favor, pero pienso que hay movimiento para aprobar la resolución. Tendrán mi voto si no ponen soldados en terreno”, explicó Albio Sires (D-NJ).

“No pueden matar a tantos niños con gas, cuando cruzan esa línea tenemos que actuar. Tenemos que intervenir. La estrategia es para castigar lo que se hizo. Yo le preguntaré al secretario Kerry si me promete que la información que nos dieron es cierta, porque la última vez mintieron”, enfatizó Juan Vargas (D-CA).

Otros congresistas insistieron en que una intervención limitada puede generar respuestas de otros grupos y desencadenar conflictos en la región, además de alimentar la posibilidad de que organizaciones terroristas ataquen a Estados Unidos.

Kerry dijo que 53 países han concluido que se utilizaron armas químicas en el ataque del 21 de agosto y reiteró que 34 naciones darán algún tipo de apoyo para una intervención.