A-Rod rumbo al banquillo de los acusados

A-Rod rumbo al banquillo de los acusados
El caso de A-Rod con las Ligas Mayores de Béisbol está señalado para comenzar el 30 de septiembre.
Foto: Archivo / AP

Ya el proceso de Alex Rodriguez tiene fecha y seña.

El caso de A-Rod con las Ligas Mayores de Béisbol (MLB, por sus siglas en inglés) está señalado para comenzar el 30 de septiembre. A menos que los Yankees vayan a los playoffs o la Serie Mundial, la fecha de arriba es la fijada para el juicio más esperado en la historia de las Grandes Ligas contra un jugador acusado de, supuestamente, usar esteroides y obstruir el proceso de MLB.

Y esto esto no es un cuento de fantasía o inventado, el acusado es nada más y nada menos que A-Rod, el polémico jugador mejor asalariado de toda la época en las Grandes Ligas y considerado como uno de los peloteros más carismáticos del mundo.

El nativo de Nueva York, de padres dominicanos, ha reiterado que sobre él se teje una conspiración para tratar de sacarlo de los Yankees y del béisbol, por lo que ha dejado el caso en manos de sus abogados. Las Grandes Ligas lo han suspendido por 211 juegos, siendo el único con mayor sanción de un grupo de jugadores con penas menores que van desde los 50 a los 65 encuentros.

A-Rod ni se inmuta tras apelar del decisión. Ha seguido en el campo, donde a menudo lo vemos en acción, practicando, bromeando con sus compañeros y jugando su pelota como si nada pasara, redondeando un cuadro interior que sin él se vería falto de un líder auténtico, ya que Derek Jeter, el capitán y campo corto del club, no ha estado bien de salud o confinado a tarea ofensiva y con cierto trabajo defensivo, alternado.

Dondequiera que va Rodríguez es recibido con abucheos y aplausos. Los fanáticos, la mayoría contrarios a los Yankees, no le sacan-literalmente- el guante de la cara. Hasta un lanzador de los Medias Rojas de Boston, Ryan Dempster, le pegó un pelotazo a propósito, por lo que más tarde fue sancionado con cinco juegos fuera de acción y multado por las Grandes Ligas.

Es un caso de nunca acabar.

A-Rod se refiere muy poco a este polémico problema, declarando que sólo quiere jugar béisbol. De los $91 millones que le quedan por pagar de su contrato de $275 millones por 10 temporadas, el pelotero de 28 años de edad, que sólo en esta campaña recibe $29 millones por su labor, más incentivos por marcas personales, es considerado como uno de los mejores en la historia de las Grandes Ligas.

Lo de A-Rod contra Grandes Ligas y los Yankees es una guerra fría que se ha estado librando y en estos duros días donde su equipo lucha a muerte por entrar a la pretemporada contra varias novenas de la Liga Americana.

Mientras el comisionado Bud Selig declaró que sólo hace su trabajo, cumpliendo con la regla de MLB, el gerente general de los Yankees, Brian Casham, le lanzó los dardos al jugador al declarar que “nunca había visto algo como lo sucedido con A-Rod en sus 16 años que lleva en las Grandes Ligas. Entre otras cosas, el alto funcionario del equipo de El Bronx agregó: “no me encuentro cómodo hablando con Alex porque estamos en un ambiente contencioso. Sólo me siento cómodo diciéndole hola y adiós”.

Mientras las palabras vuelan, la bola rueda y A-Rod batea, lo demás el tiempo lo dirá.