Una australiana nativa a Senado

Otros colegas de cámara son un millonario y varios amantes de coches
Una australiana nativa a Senado
Votantes australianos preparaban sus boletas para votar en la mañana del sábado en Sidney, Australia.
Foto: EFE

SIDNEY, Australia.— La exolímpica Nova Peris se convirtió en la primera mujer aborigen en lograr un asiento para el Senado australiano, donde todo parece indicar que tendrá como compañeros de cámara al excéntrico millonario Clive Palmer y a un grupo de amantes de los coches y la vida sana.

Peris, quien se colgó una medalla de oro en Atlanta 96, siendo la primera fémina aborigen en morder metal en unas olimpiadas, obtuvo representando al Partido Laborista unos de los 40 escaños en liza para la Cámara Alta australiana, formada por 76 asientos, en las elecciones generales que se celebraron ayer.

El escrutinio preliminar de los votos para el Senado ya ha dejado atrás a uno de los candidatos con mayor pedigrí internacional, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien no logró los apoyos necesarios para que él o sus representantes ganaran un puesto.

Assange, quien considera volver a presentarse en nuevo intento por acceder al Senado, aseguró que su Partido WikiLeaks seguirá en la carrera política, en declaraciones a la cadena local “ABC” desde la embajada de Ecuador en Londres.

La coalición conservadora, liderada por Tony Abbott, se impuso en los comicios con mayoría en la Cámara Baja y formará en las próximas semanas nuevo Gobierno, pero no logró los cinco asientos necesarios para dominar el Senado cuando se renueve el 1 de julio de 2014.

Según los cálculos de la cadena local ABC, la coalición tendría a partir de esa fecha 33 escaños en el Senado, por 25 de los laboristas, 10 del Partido Verde y mientras los restantes ocho asientos serán para partidos minoritarios o independientes.

Precisamente, los conservadores tendrá que pactar con los grupos minoritarios que serán la llave para las decisiones finales del Senado.

Para conocer los resultados oficiales del Senado se tendrá que esperar al menos tres semanas debido al complicado sistema de distribución de las preferencias electorales, en las que un partido que logra la menor cantidad de votos en el escrutinio primario, puede transferir sus votos a otro hasta obtener un ganador.

Aunque el proceso no ha culminado, todo apunta a que el partido de Palmer, creado por el millonario que construye una réplica del Titanic y el parque jurásico más grande del mundo, se alzará con tres asientos.

Asimismo, el Partido Australiano de Entusiastas Automotrices y el Partido Australiano Deportiva podrán ganar un escaño en los estados de Victoria, donde competía Assange, y Australia Occidental, respectivamente.

Otros representantes en el nuevo Senado serán de las formaciones Familia Primero, Partido Laborista Democrático, Partido Liberal Demócrata y el independiente Nick Xenophon, con un escaño cada uno, según la agencia local AAP.

La líder del Partido Verde, Christine Milne, indicó que espera compartir el llamado balance del poder en el Senado con una “plétora” de otras formaciones políticas.

Milne dijo que los Entusiastas Automotrices “buscan acceso sin trabas al medioambiente” en materia de tránsito de vehículos, mientras que el Partido Australiano Deportivo lucha por un país “más saludable y mayor participación en los ejercicios físicos y el deporte”.

En estos comicios generales también participaron, sin aparente éxito, al menos cuatro candidatos de origen hispano, Joe López y Gabriela Zabala, ambos por el Partido Socialista Igualdad; así como Ana Rojas y José Henríquez, representantes del Partido Elévate Australia.

Otras formaciones que se presentaron en estas lides son los defensores de los fumadores, de los padres sin custodia, los amantes de la pesca y los promotores de la legalización de la marihuana entre otras minorías.