Paulina Rubio se estrena como jueza de ‘The X Factor’

Las decisiones de la cantante han dado de qué hablar entre el público que ha asistido a las audiciones.

Paulina Rubio se estrena como jueza de ‘The X Factor’
Paulina Rubio a su llegada a la premiere de 'The X Factor' en LA hace unos días.
Foto: AP
Regreso a Clases

A horas de debutar en la pantalla chica de habla inglesa, Paulina Rubio empieza a sentir el cambio de su nuevo cargo en The X Factor.

No solo se tiene que esforzar por hablar inglés de una forma clara y precisa sino que sus decisiones también han dado de qué hablar entre el público que ha asistido a las audiciones. Con estas pruebas de talento nacional de aficionados al canto es como iniciará esta noche la tercera temporada de este programa de la cadena FOX.

En una grabación la noche del lunes en el Shrine Auditorium, al que La Opinión fue invitado, ese estrés de Rubio fue palpable.

“Ser mentor no es fácil… Estoy tan estresada que siento que quemé muchas calorías”, dijo Rubio —quien regresó con su melena rubia dejando la breve pelirroja en el pasado— a Mario López, el conductor del concurso de aficionados de canto. Esto tras seleccionar a un grupo de participantes.

En este programa, Rubio, quien ya ha participado como coach en La Voz… México de Televisa y hace unos meses en La Voz Kids de Telemundo, comparte créditos con el odiado y querido Simon Cowell, conocido por ser parte del equipo original de American Idol; la cantante juvenil Demi Lovato; y la exintegrante de Destiny’s Child, Kelly Rowland.

Con este nuevo panel de jueces, cambia la dinámica del show que en la temporada anterior la conformaban Cowell y Lovato junto a L.A. Reid y Britney Spears. Pero la química entre el nuevo cuarteto de profesionales es innegable, aún cuando Lovato critica a Cowell o hagan comentarios contradictorios entre ellos sobre los concursantes.

Hasta Cowell, quien próximamente será padre por primera vez, mostró su lado más dulce, admitiendo que esta actitud no duraría mucho.

“Ahora ya estoy sobrio”, dijo con una gran sonrisa para dar a entender que sería más exigente con los próximos posibles finalistas y comentar en ocasiones que la canción seleccionada por el concursante no era la mejor para su estilo.

Los participantes también hicieron todo lo posible para ser inolvidables para los jueces, quienes en las primeras rondas son los que deciden quiénes permanecen en la competencia.

“Sentí que Paulina se acordaba de todos mis compañeros menos de mí”, dijo uno de los alumnos de la cantante minutos antes de saber si seguía o salía del show.

Otros también se enfocaron en mejorar su apariencia así como su talento vocal y dominio del escenario.

“Si en estas semanas han mejorado tanto, no me puedo imaginar qué harán en un futuro”, comentó Lovato a uno de los grupos durante su evaluación.

Cowell también agradeció a la audiencia por su participación asegurando que “son los mejores que hemos tenido toda la temporada”. Y no era para menos, ya que el público angelino expresó su sentir en todo momento, incluso en comerciales. Los abucheos fueron parte de esa libertad de expresión.

“¿Qué está pasando? !Que saquen al niño bonito¡”, gritó en varias ocasiones una jovencita del público que llegó desde temprano con un grupo de amigas para ser parte de la grabación.

Debido a los rumores de un posible segundo embarazo de Paulina Rubio, esta fue cuestionada al respecto en una conferencia telefónica previa a la grabación en el Shrine Auditorium. Tras la pregunta de que si este nuevo cargo le permite disfrutar de su embarazo, Rubio contestó con un expresivo y molesto: “Excuse me?”. Tras esto, la periodista cambió su pregunta con un notable nerviosismo y alteró totalmente el enfoque de su cuestionamiento.