Una pelea difícil: JC

Chávez Jr. afirma que gana bien y no habrá revancha con Vera
Una pelea difícil: JC
Julio César Chavez Jr. recibe instrucciones de su padre JC durante su pelea del sábado ante Bryan Vera, en el StubHub Center de Carson.
Foto: AP

LOS ÁNGELES.— Julio César Chávez Carrasco reconoce que hubo rounds cerrados en la dura pelea que tuvo el sábado ante Bryan Vera.

Eso sí, las críticas le calaron al sinaloense de 27 años, quien derrotó por decisión unánime al estadounidense en el StubHub Center de Carson, donde el púbico protestó las tarjetas de los jueces, principalmente de dos que lo vieron ganar muy ampliamente (98-92 y 97-93).

El otro juez dio 96-94 en un pleito que incluso, dándose dos o tres rounds muy cerrados, podría haber terminado en un empate.

Tras el combate, ya en la habitación donde se hospedaba, el ex campeón mundial Mediano del CMB y quien tenía un año inactivo, reconoció en una charla con CANCHA que deberá trabajar más para su siguiente pelea, pues lo único que espera es complacer a los aficionados.

“Fue una pelea cerrada, el muchacho le echó ganas y tiró muchos golpes. Al final de cuentas hubo rounds que iba perdiendo y cerré y lo lastimé. Mínimo gané seis rounds, no veo de dónde Vera pudo ganarme la pelea“, expresó Chávez Jr.

“Sí hubo rounds parejos y me los dieron a mí”.

Una revancha no entra en los planes del “Pelón”. Prefiere ir por el cetro de las 168 libras (supermediano). La fecha para su siguiente combate sería el 14 de diciembre.

JC hijo fue al hospital a revisarse la mano derecha. No hubo fractura y solo deberá reposar unas semanas antes de volver a trabajar fuerte.

“No creo [en la revancha] porque le estaría dando crédito que fue un robo y me ganó la pelea, pero estoy abierto a todo.

“Definitivamente me falta para agarrar el nivel que tengo.Nunca me había pasado que me lastimara una mano, pero tenemos que corregir errores”, dijo Julio César hijo, quien se llevó por este pleito 2.5 millones de dólares.

La pelea con Vera fue para el “Junior” su pelea de reaparición desde que, en septiembre de 2012, perdió su invicto y con ello su campeonato mundial medio CMB, ante el argentino Sergio “Maravilla” Martínez.

Lo que ocurrió después de esa contienda, sanción incluida, mantuvo alejado del ring al hijo de la leyenda del boxeo.