Monumeno de Lincoln siente los efectos del cierre

La escultura gigante de Abraham Lincoln y sus escalinatas lucieron vacías este martes, debido al cierre de Gobierno en EEUU.

Monumeno de Lincoln siente los efectos del cierre
Los miles de turistas que día a día visitan el Memorial Lincoln no pudieron siquiera acercarse a la escalinata.
Foto: Efe

Washington.- Abraham Lincoln (1861-1865) amaneció este martes solo, sentado en su sillón de mármol. Los miles de turistas que a diario visitan su monumento en Washington no pudieron siquiera acercarse a la escalinata, por culpa del cierre parcial de las actividades del Gobierno de EEUU.

La escultura gigante, que representa al legendario presidente estadounidense, suele estar copada de curiosos y visitantes y es una parada ineludible para cualquier viajero que haga escala en Washington y pretenda conocer el corazón político del país.

Es el caso de Judy Thompson, quien llegó este lunes proveniente de Los Ángeles (California) comentó:

“Teníamos visita programada para ver el Congreso para mañana, y hoy no podemos ver los monumentos”, explicó en declaraciones a Efe.

Thompson se ha cruzado la nación de costa a costa pero ha llegado en el peor momento.

“Cómo podríamos saber que iba a pasar esto. Mi marido ha escrito al Capitolio para quejarse. No puede ser que vengamos para ver los museos y los monumentos de Washington y nos tengamos que quedar en la puerta”, insiste.

La falta de acuerdo entre republicanos y demócratas para alcanzar un acuerdo presupuestario que evite esta situación ha provocado, entre otras cosas, que parques nacionales, museos y monumentos en todo el país estén cerrados al público.

En sus calles se nota un considerable descenso del tráfico, e incluso los taxistas se quejan de tener menos pasaje del normal.

Washington es la ciudad más afectada con el cierre de Gobierno porque concentra gran número de las sedes de las agencias federales, y en ella trabajan 800 mil empleados quienes este martes no han laborado.

Como Junko Chinen, empleada del Gobierno Federal y que trabaja para el Museo de Historia Natural del instituto Smithsonian, el complejo de museos más grande del mundo.

“Nos han dado cuatro horas para que hoy (martes) solucionemos todo aquello de última hora que era urgente solucionar”.

“No podemos utilizar el correo electrónico vinculado al trabajo, ni abrirlo siquiera. (…) Pero lo que más nos frustra es que no sabemos cuánto va a durar esto, que el Gobierno no nos va a decir cuándo acabará y cada medianoche tendremos que estar pendientes de si tenemos que trabajar al día siguiente o no”, lamenta.

La Casa Blanca advirtió que la capital de EEUU y su área metropolitana, podrían perder hasta $200 millones por día mientras se prolongue el cierre, una situación que Washington no experimentaba desde hace 17 años, la última vez que Lincoln se quedó solo.