Washington DC funcionará con fondo de emergencia

El gobierno del Distrito de Columbia aprobó una medida de emergencia para financiar sus operaciones

Washington DC funcionará con fondo de emergencia
Personas alrededor del espejo de agua en el National Mall, el parque nacional mas visitado de EEUU, en Washington DC, que cerro sus atracciones el martes.
Foto: AP

WASHINGTON.- El ayuntamiento del Distrito de Columbia, sede de la capital de Estados Unidos, aprobó hoy una medida de emergencia para financiar las operaciones municipales, en medio de un agrio debate en el Congreso para resolver el cierre parcial del Gobierno federal.

La medida aprobada por el ayuntamiento es distinta a la que fracasó en el Congreso para financiar las operaciones del Gobierno local, y sus fondos provienen de una reserva especial de aproximadamente 144 millones de dólares.

Con esta medida, aprobada en medio del cierre parcial del Gobierno federal, los cerca de 32,000 empleados públicos de la capital estadounidense quedan protegidos de la suspensión de las actividades gubernamentales por lo menos durante el mes de octubre y hasta que el ayuntamiento apruebe otra medida de emergencia.

El alcalde de Washington, el demócrata Vincent Gray, ha solicitado sumar cerca de $86 millones al fondo de emergencia que financiará las actividades del Gobierno capitalino, incluyendo la recolección de basura y las bibliotecas públicas.

La semana pasada, Gray designó como “esenciales” todas las operaciones del gobierno local, argumentando que éstas son necesarias para la protección de la seguridad pública y la propiedad.

Así, aún cuando decenas de miles de trabajadores civiles del Gobierno federal se han quedado sin pago debido a la disputa presupuestaria en el Congreso, los empleados del gobierno local continuarán sus operaciones, financiadas con el fondo de reserva ya aprobado por el Congreso antes del cierre parcial.

Mientras, la Cámara de Representantes, bajo control republicano, rechazó hoy tres medidas republicanas para financiar los programas para veteranos de guerra, la reapertura de los parques nacionales y las actividades del Gobierno capitalino que operan con impuestos locales.

La Casa Blanca y los demócratas del Congreso insisten en que los republicanos de la Cámara Baja deben aprobar el presupuesto de todas las agencias de la burocracia federal, en vez de escoger sólo algunas.