Obama insiste en reforma migratoria en mal momento

Fuentes del Congreso criticaron al mandatario por insisitir en la iniciativa de migración, cuando apenas superó la crisis presupuestaria.

Grupos pro inmigrantes apoyan al mandatario estadounidense.
Grupos pro inmigrantes apoyan al mandatario estadounidense.
Foto: AP

Houston.- El Presidente Barack Obama volvió a insistir durante el fin de semana en la necesidad de que la Cámara de Representantes avance con una reforma migratoria. Pero existen dudas respecto a la efectividad y repercusiones de su mensaje en el Congreso.

Apenas terminó la crisis del presupuesto, el mandatario comentó a la prensa que se debiera trabajar en una reforma migratoria. Este fin de semana volvió a reiterar el tema.

“Deberíamos terminar el trabajo de arreglar nuestros sistema roto de inmigración. Ya existe una amplia coalición alrededor de Estados Unidos que está detrás de este esfuerzo. Desde líderes de negocios, seguridad y religiosos. Hará crecer nuestra economía, asegurar nuestra frontera”, dijo en su mensaje semanal.

“El Senado ya aprobó una legislación, la Cámara de Representantes debiera hacerlo también. La mayoría de los estadounidenses piensan que esto es lo correcto. Debiéramos concretarla para final de este año”, dijo.

Pero las palabras de Obama pueden ser una espada de doble filo. Fuentes en el Congreso aseguraron a Impremedia que “el hecho que el Presidente no cediera en las negociaciones del presupuesto molestó mucho a los republicanos y ahora se están escudando en eso para no hacer nada en inmigración, en que él no cede”.

“No creo que sus mensajes sobre el tema estén ayudando en este punto del debate”, comentaron.

Por otra parte, grupos pro inmigrantes han criticado fuertemente al mandatario por su falta de acción a nivel administrativo. Más que palabras quieren acción. “Si el Presidente está comprometido a pasar la reforma migratoria, debiera empezar por reducir las deportaciones de nuestra comunidad que se podría beneficiar de una reforma”, aseguró Cristina Jiménez, directora ejecutiva de United We Dream.

“Algunos Republicanos han dicho que no pueden negociar con el Presidente especialmente después del el presupuesto, pero si los Republicanos se esconden detrás de esta excusa, solamente refuerza que los republicanos no quiere gobernar y tendrán que pagar el precio político por esto”, agregó.

“Nuestra presión sólo aumentará de ahora en adelante porque para nuestras familias esto es personal. La reforma se trata de mantener a nuestras familias unidas. Le damos la bienvendia a los esfuerzos del presidente, que ayuda a poner una luz sobre el tema. El tiempo para la reforma migratoria es ahora”, comentó Salvador Cervantes, vocero de Center for Community Change.

Tanto el presidente, como fuentes en la Casa Blanca han sido enfáticas en señalar que no se puede extender el alivio administrativo dado a los jóvenes indocumentados, al resto de las personas sin papeles.