Miguelito lanza su primer sencillo en inglés, ‘Party nonstop’, que estará comprendido en su nueva producción discográfica

El cantautor boricua hace el 'crossover' con su nueva producción
Miguelito lanza su primer sencillo en inglés, ‘Party nonstop’, que estará comprendido en su nueva producción discográfica
Miguelito es el artista más joven que ha ganado un Latin Grammy.
Foto: Suministrada

Lucero Amador-Miranda lucero.amador@laopinion.com

Ha dejado de ser el niño juguetón que no tenía conciencia plena de su éxito y fama. Miguelito es ahora un adolescente, quizá no con la madurez plena, pero sí con la conciencia de lo que conlleva ser artista y empresario.

El joven puertorriqueño de 14 años de edad está imparable y ahora con el reto de conquistar una nueva audiencia: a los que no entienden su música en español.

“Desde muy niño el mercado americano ha estado muy interesado en mí y mientras pasaba el tiempo yo vi a otros artistas que hacían el crossover y después dije: ¿por qué yo no?”, explica Miguelito, con una cualidad tremenda para desenvolverse en la entrevista.

Miguel Valenzuela —su nombre oficial— es el artista más joven que ha ganado un Latin Grammy. Ha grabado siete discos de estudio —ocho con el que está por salir—, ha sido cuatro veces nominado al Grammy y, alrededor de su nombre artístico, sus padres han creado una línea de ropa, una marca de vitaminas para niños. Además, Miguelito (Puerto Rico, 1999) realizó el protagónico en su propio largometraje.

Hace unas semanas la revista Billboard lo nombró como uno de los jóvenes más populares de música en su lista anual de los 21 menores de 21, al lado de estrellas como Justin Bieber, One Direction y Miley Cyrus, por citar algunos.

Con su primer sencillo Party nonstop, Miguelito no sólo está pisando un terreno nuevo, sino también un sonido, porque este tema fue creado con ritmo de dance y electrónico. Al reggaetón lo ha dejado de lado. Pero sólo en esta ocasión, dice.

“Con esto no es que me voy alejar del reggaetón, ni del mercado latino, voy a estar en los dos. El próximo disco será en español y un siguiente en inglés, los iré combinando”, asegura.

Este nuevo disco —que todavía no tiene nombre— fue realizado por el reconocido productor Andrew Lane, realizador de grabaciones como High School Musical y el concepto de Hannah Montana.

Miguelito, quien junto con sus padres se vino a vivir a California para llevar a cabo sus proyectos musicales, cuenta que ahora más que nunca está muy enfocado en sus obligaciones profesionales y personales.

Su modelo a seguir, asegura, es Daddy Yankee, quien ha sido una pieza fundamental en su carrera y quien le mostró su apoyo cuando, era un niño y estaba incursionando en el ambiente musical.

“Es uno de los artistas más completos”, comenta. “Yo he estado con él grabando en el estudio y es una persona de ejemplo. Cuando está abajo de la tarima es Ramón —nombre real de Yankee— y cuando está arriba es Daddy Yankee, tiene gran humildad y lo considero un gran artista”.

El intérprete de Boom, boom y Móntala, dice que la humildad es una de las cualidades que ha aprendido de Yankee y que a pesar de su corta edad no ha perdido el piso.

“Mis papás siempre han estado ahí conmigo, ellos siempre me dicen que hay que recordar de dónde uno viene y siempre pensar en lo que no te gustaría que te hicieran”, comenta. “Uno es quien es, por los fans y uno se debe a ellos”.

A pesar de los éxitos profesionales que el joven ha obtenido, Miguelito revela que sus padres todavía lo reprenden cuando algo no hace bien.

“Mis papás son reales conmigo, no es que a todo me digan que sí”, comenta.

Asegura que la etapa complicada de la adolescencia, él la está pasando “con mucha tranquilidad”.

“No, no soy enojón”, argumenta. “Pero sí me molesta cuando las cosas no se hacen como son. A mí me gusta que las cosas se hagan como se planearon, no me gusta dejar las cosas a medias”.