Boston da el primer golpe

Medias Rojas ganan con autoridad el Juego 1 de la Serie Mundial a San Luis
Boston da el primer golpe
El lanzador Jon Lester estuvo intratable ante los Cardenales para guiar a su novena al primer triunfo en la Serie Mundial.
Foto: EFE

BOSTON.— En nueve juegos de Serie Mundial en este siglo, los Medias Rojas de Boston aún no conocen la derrota.

Jon Lester estuvo intransitable en la loma, Mike Napoli pegó doblete de tres carreras en la primera entrada, y los Medias Rojas aprovecharon un cambio de decisión de los ampayers y un fildeo deficiente de San Luis, para apalear ayer 8-1 a los Cardenales en el primer juego de la Serie Mundial.

Lester ponchó a ocho rivales en siete episodios dos tercios, con una base, y sólo toleró cinco hits. Fue el noveno triunfo seguido para Boston en “Clásicos de Otoño”.

Los equipos que han iniciado con victoria han ganado 21 de las últimas 25 ediciones, y nueve de las anteriores 10.

Carlos Beltrán evitó que el inicio del juego se convirtiera en una paliza mayor al estirarse sobre la barda del jardín derecho para robarle a David Ortiz un grand slam en el segundo episodio.

Al jugar una Serie Mundial por primera vez en 16 años de carrera, Beltrán se lastimó las costillas derechas y abandonó el partido un inning después.

San Luis, uno de los mejores equipos de Grandes Ligas a la defensiva, sufrió al iniciar su segundo Clásico de Otoño en tres temporadas.

El shortstop Pete Kozma dejó caer un tiro para cometer un error que preparó el doblete de Napoli, el lanzador Adam Wainwright y el receptor Yadier Molina dejaron que un elevado sobre home plate cayera en medio de los dos para un sencillo, y Kozma soltó una rola para un segundo error.

El sencillo remolcador de Dustin Pedroia puso la pizarra 4-0 en la segunda entrada, y Ortiz terminó pegando un elevado de sacrificio que resultó en el atrapadón de Beltrán.

Jon Lester, quien se llevó la victoria que concluyó la barrida en cuatro juegos de Boston sobre Colorado en el 2007, permitió un imparable y ponchó a cuatro en las primeras tres entradas.

Al tiempo que la Serie Mundial regresaba al Fenway Park de 101 años de antigüedad, el estadio más viejo de las Grandes Ligas, los Medias Rojas extendieron su racha triunfal en Clásicos de Otoño.

Todo un cambio de suerte para una franquicia con una supuesta maldición que no ganó ni un título desde 1918 hasta que barrió a los Cardenales, en el 2004.

Esto se ha convertido en un enfrentamiento tradicional en el Clásico de Otoño, con los Cardenales ganando en 1946 y 1967 hasta el campeonato de Boston, hace una década.

Wainwright, quien registró el promedio más bajo de bases por bola por cada nueve entradas en Ligas Mayores esta temporada, abrió el juego caminando a Jacoby Ellsbury, y Pedroia pegó sencillo al central con un out, abriendo paso al cuarto bat de Boston.

Ortiz pegó una rola lenta al segunda base Matt Carpenter que tuvo posibilidades de convertirse en un doble play para terminar el episodio.

Carpenter le tiró la esférica a Kozma, quien al regresar a la base dejó que la pelota le pegara en el borde del guante y cayera al suelo.

El ampayer de la intermedia, Dana DeMuth, marcó out a Pedroia, indicando que la pelota se le cayó a Kozma mientras hacia la transferencia a la otra mano para lanzarla. El mánager de los Medias Rojas, John Farrell, salió a alegar.

Los seis oficiales se reunieron para discutir la jugada, y el ampayer principal John Hirschbeck se dirigió a la caseta de los Cardenales para indicarle al timonel Mike Matheny que Pedroia había sido marcado safe. Entonces, Matheny discutió pero sin éxito.

Tres lanzamientos después, Napoli pegó una línea entre el jardín izquierdo y el central para vaciar las bases con un doblete.

Bajo las reglas contempladas para la siguiente temporada, decisiones tales como ésa estarán sujetas a la revisión por video.

Las cosas empeoraron para los Cardenales en la segunda. Stephen Drew abrió el inning con un elevado de rutina y Wainwright y Molina se quedaron viendo al tiempo que la pelota caía entre ambos para un sencillo.

El noveno de la alineación, David Ross, siguió con sencillo al central y, un out después, Shane Victorino pegó rola que se salió del guante de Kozma, quien habría tenido sólo una ligera posibilidad de forzar a David Freese en la tercera.

Pedroia luego pegó sencillo que pasó por debajo del clavado de Freese por la tercera para poner el marcador 4-0. Ortiz, cuyo grand slam el fin de semana pasado colocó a Boston arriba de Detroit en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, luego pegó una línea a lo profundo del jardín derecho.

Beltrán corrió hacia la barda, se sujetó con la mano y elevó su guante unos 60 centímetros sobre el muro para robarle a Ortiz un cuadrangular, pero se lastimó y tuvo que abandonar el partido.

El “Big Papi” remató a San Luis en el séptimo inning con un jonrón de dos anotaciones, luego de que la segunda mejor defensiva de la Liga Nacional en la temporada regular cometió su tercer error de la noche.

En la baja de la octava entrada Boston trajo otra con elevado de sacrificio de Xander Bogaerts, mientras que en la novena Cardenales se quitaron la blanqueada con jonrón solitario de Matt Holliday.

Este jueves se efectuará el segundo partido a las 19:05 en el Fenway Park. John Lackey, de los Medias Rojas, sostendrá duelo de pitcheo con Michael Wacha.