Nuevas protestas por muerte de niño baleado en California

Residentes de Santa Rosa marcharán esta noche en una nueva protesta por el asesinato del niño Andy López
Nuevas protestas por muerte de niño baleado en California
Sujey López, junto a su esposo Rodrigo, abraza el ataúd con los restos de su hijo Andy, durante la misa de cuerpo presente realizada en la Parroquia de la Resurrección en Santa Rosa, California.
Foto: AP / The Press Democrat, Conner Jay

Residentes de Santa Rosa convocaron para esta noche una nueva marcha en demanda de justicia por la muerte de un niño hispano tras ser baleado por un alguacil del Sheriff del condado de Sonoma.

Mientras los dos agentes del sheriff se encuentran en licencia remunerada según lo establecido en este tipo de casos, la comunidad hispana de Santa Rosa ha salido diariamente a protestar por lo que considera un abuso de fuerza por parte de las autoridades.

La marcha, que será una de varias vigilias y protestas públicas crecientes, iniciará en la intersección de Moorland y Robles en donde murió Andy y de ahí se dirigirá al Ayuntamiento de Santa Rosa.

En la página de Facebook “Justice for Andy López” se pide que a las personas que marchen pacíficamente y sin violencia.

En Facebook: Justice for Andy Lopez

Los disparos contra Andy López, el niño de 13 años de edad que fue fatalmente herido por un ayudante del sheriff de California, ocurrieron antes de un segundo oficial fuera capaz de salir de la patrullera y ponerse a cubierto, dijeron los investigadores, un resultado que ratifica la rapidez con la se produjeron los disparos.

El alguacil en entrenamiento quedó al volante del coche patrullero mientras el oficial Erick Gelhaus enfrentó a Andy Lopez, que llevaba una pistola de perdigones que parecía un rifle de asalto, el pasado 22 de octubre. según declaró Paul Henry, teniente de la policía de Santa Rosa, al Press Democrat de Santa Rosa.

En cuestión de segundos, Gelhaus ordenó al muchacho soltar el arma y luego abrió fuego antes de que el alguacil en entrenamiento pudiera ponerse a cubierto detrás de una puerta abierta del coche, dijo Henry .

El recuento del alguacil en entrenamiento refuerza otros informes de testigos que ajustan a sólo 10 segundos el tiempo transcurrido entre el momento en que Gelhaus enfrenta al niño y el tiroteo.

Acompañados de manifestantes de varias ciudades del norte de California, familiares y amigos de un joven de 13 años muerto a manos de la policía la semana pasada, realizaron una marcha de protesta ayer en Santa Rosa, al norte de San Francisco, antes de celebrar la misa de su funeral.

Luego se celebró una misa de cuerpo presente en la parroquia Resurrección, al oeste de Santa Rosa, en el norte de California, a la que asistieron los padres mexicanos de Andy López, junto a cientos de personas, así como políticos locales.