River quedó a un partido de igualar la peor racha sin goles

El equipo de Ramón Díaz lleva 450 minutos sin convertir, entre el Inicial y la Sudamericana; el peor registro es de 2010
River quedó a un partido de igualar la peor racha sin goles
Foto: Copyright 2012 SA LA NACION | Todos los derechos reservados

Ni Teo Gutiérrez, ni Federico Andrada, Rodrigo Mora o Giovanni Simeone ninguno de los cuatro delanteros que alternó Ramón Díaz puede dormir tranquilo. Tampoco el resto de los juagdores de campo, es que River acumula 450 minutos sin convertir un gol y está a menos de un partido de igualar el peor registro de su historia.

El último gol de River lo marcó Gabriel Mercado, en el triunfo ante Lanús, cancha donde ayer igualó por al Copa Sudamericana. Fue sobre el final del partido y de aquel día pasaron cinco encuentros completos sin festejar un gol. Boca, Newell´s, Belgrano, Atlético de Rafaela y Lanús en la Copa, todos partidos donde River no marcó. Perdió dos de ellos e igualó el resto.

Son 875 los minutos que Ferro estuvo sin marcar en el fútbol argentino, la peor marca en Primera división

Llama la atención en un equipo comandado por Ramón Díaz, un temible delantero cuando estaba adentro de la cancha. Hoy River crea muy pocas situaciones de gol y no logra convertirlas. Lleva apenas 12 goles en la temporada. Manuel Lanzini, con tres, es el goleador. Mercado y Teo tienen dos cada uno, Andrada, Ferreyra, Maidana, Carbonero y Simeone son los otros que festejaron.

Estos 450 minutos sin convertir de River se acercan peligrosamente a la marca que tiene todavía el equipo conducido por Leonardo Astrada en el Clausura 2010. Pasó 534 minutos sin meterla, con partidos similares a los de este plantel de Ramón. Gustavo Canales comenzó la racha en el Clausura 2010, ante Huracán. Pasaron Boca, Argentinos, Lanús, Newell´s y Atlético Tucumán, hasta que Ariel Ortega, ante Godoy Cruz, cortó la sequía. Ese partido fue el debut de Angel Cappa como entrenador millonario.

El domingo, en el Monumental, River recibirá a Estudiantes. El plantel de Ramón Díaz sabe que no puede seguir perdiendo terreno en el campeonato y quiere llegar de la mejor manera para la revancha de la Copa. Deberá recordar como hacer goles si quiere volver a festejar.