Aumenta el narcotráfico en el Caribe

Las confiscaciones de cocaína sudamericana se han duplicado
Aumenta el narcotráfico  en el Caribe
Según la DEA, 87 toneladas de cocaína fueron incautadas en el Caribe en el 2012, casi el doble del año anterior.
Foto: AP

KINGSTON, Jamaica.— Con sus fusiles en alto, los agentes surcan las aguas en su lancha patrullera con los ojos bien puestos en la escarpada costa y los pobladores pesqueros del sur de Jamaica.

Las confiscaciones de cocaína sudamericana en Jamaica se han duplicado en el último año, y ello ha llevado a las autoridades a incrementar sus medidas de seguridad, enviando más patrullas a lugares que desde hace tiempo no veían tanta presencia de la fuerza pública.

“Todas estas zonas son constantemente monitoreadas en busca de contrabando ilegal. Estamos muy atentos a la situación”, expresó Orville Welsh, el oficial a cargo de la lancha, luego que sus hombres registraran la canoa de un pescador y una aldea de endebles casuchas, en busca de drogas o armamento.

Y no es sólo Jamaica la que ha intensificado su vigilancia. Todo el Caribe parece estar volviendo a ser terreno propicio para los carteles internacionales de droga, y las autoridades reportan un aumento pronunciado en las confiscaciones de cocaína allí, y ponderan maneras de contrarrestar la tendencia.

Aunque por muchos años el Caribe era paraíso para los traficantes, en los años 90 México pasó a ser la ruta preferida ya que los carteles colombianos iban en retirada debido a las intensas medidas de seguridad en Florida. En años recientes, la cocaína confiscada en el Caribe pasó a ser alrededor del 5% del total hallado por las autoridades estadounidenses.

Ahora el tráfico en el Caribe está resurgiendo, posiblemente debido a la violencia en México y Centroamérica. La frecuencia y el tamaño de las incautaciones en el Caribe, especialmente las provenientes de Puerto Rico y República Dominicana han venido aumentando.

Según el Departamento Estadounidense Antidrogas, DEA, 87 toneladas de cocaína fueron incautadas en el Caribe en el 2012, casi el doble del año anterior. Se han confiscado 44 toneladas en la primera mitad de este año.

“No creo que se trate de un aumento temporal que durará sólo uno o dos años”, opinó Vito Guarino, agente especial de la DEA a cargo del Caribe.

Fuentes de la DEA y otros expertos declaran que el resurgimiento del narcotráfico en el Caribe es en parte debido a medidas como la Iniciativa de Seguridad Regional Centroamericana, un programa liderado por Estados Unidos y lanzado en enero del 2012, que incrementó la vigilancia en Centroamérica, usualmente el puente para las drogas que vienen de Sudamérica. Al mismo tiempo, se intensificaron las medidas de intercepción en la frontera México-Estados Unidos.

“Siempre que esas dos regiones se ponen difíciles para los traficantes, ellos recurren al Caribe”, expresó Ricardo Martínez, un superintendente policial de Puerto Rico.

Los puertorriqueños temen que aumente la violencia y el consumo de drogas. “La violencia es abrumadora y ha estado aumentando”, dijo un hombre que sólo se identificó como Kike en La Perla, un barrio pobre frente al mar en San Juan. “Los jóvenes que suben en el escalafón de las pandillas se creen James Bond”.

Corre una ansiedad similar en la pequeña aldea pesquera de Forum, en la costa sur de Jamaica, donde el sendero principal es flanqueado por casuchas de madera y una costa escarpada poblada de botes pequeños.

“Si las drogas nos invaden, este lugar nunca será el mismo, será algo, terrible, terrible”, comentó Oneal Burke, uno de los pescadores, mientras preparaba un pescado.

La policía en Puerto Rico, una isla de 3,7 millones de habitantes, dice que aproximadamente el 75% de los homicidios — que ascendieron a un nivel sin precedente de 1.135 en el 2011 — están vinculados con la droga.

En años recientes, los traficantes han despegado de Venezuela rumbo a Honduras o a otras localidades de Centroamérica. Los funcionarios estadounidenses dicen que esos vuelos clandestinos han disminuido en 33% desde el 2011. Pero al mismo tiempo, han aumentado los transportes por lanchas.

Angel Meléndez, agente especial del departamento de investigaciones de la Policía de Inmigración y Aduanas en Puerto Rico, comentó que la cocaína es ahora transportada en paquetes más grandes directamente hacia el norte desde Venezuela, en lanchas que se reabastecen de combustible en alta mar para concluir el viaje de dos días. Apenas la semana pasada, las autoridades federales confiscaron más de 1.100 kilos (2.425 libras) de cocaína que eran transportadas en una lancha que iba de St. Croix en las Islas Vírgenes Estadounidenses, justo al este de Puerto Rico.

“Corren un mayor riesgo, pero la ganancia es mayor”, señaló Meléndez.

La República Dominicana hoy en día es el principal punto de tránsito para las drogas. Un estudio de los militares estadounidenses calculó que el 6% de la cocaína que llegue a estados Unidos este año pasará por la República Dominicana.

En Jamaica, los decomisos de droga se duplicaron a 354 kilos (780 libras) en la primera mitad del año, según cifras de la policía. El comisionado policial Owen Ellington teme que los carteles internacionales de la droga están usando a Jamaica “lo ven como un punto débil que puede ser aprovechado”.

Pero Guarino y agentes regionales antidroga expresan confianza en que los gobiernos de la región pueden combatir el flagelo con un poco de ayuda. Cifras de la DEA muestran que los decomisos de drogas en el Caribe se han duplicado este año comparado con el 2009, y las incautaciones más frecuentes son vistas como señal de éxito en la lucha contra los carteles,