Los Rivera siguen dándose guerra

Eventos familiares en honor de Jenni Rivera enfrentan a la familia

Lupillo Rivera,  el martes, en su encuentro con la prensa en Monterrey.
Lupillo Rivera, el martes, en su encuentro con la prensa en Monterrey.
Foto: Agencia Reforma

Lorena Corpus Agencia Reforma

MONTERREY, México.— Los hermanos de Jenni Rivera nuevamente están en medio de la polémica.

Aseguran que están unidos para celebrar la vida de la desaparecida cantante a un año de su deceso, pero el martes Lupillo Rivera declaró que la forma en la que su familia lo invitó al homenaje que se realizará a “La Diva de la Banda” en la Arena Monterrey, no fue la correcta.

“El homenaje a mi hermana es un evento muy importante. Yo pienso que la invitación [de sus hermanos] debía ser por llamada o hasta por una visita, no por el Twitter, no por el Facebook y no texto [como el que le envió su sobrina Chiquis]”, dijo el cantante.

“Una invitación no se hace así. Si yo a ustedes los voy a invitar a una borrachera, yo les voy a llamar, no les voy a a mandar un texto”, agregó.

A pregunta directa sobre la situación real entre los hermanos Rivera, Lupillo aseguró que no podía responder esto porque no pretende armar escándalo en estos momentos.

“Es que no vengo con la onda de causar controversia”, expresó. “Si yo te respondo eso, va a causar controversia, y no se trata de controversias. Aquí se tiene que concentrar uno al homenaje a mi hermana”.

Lo que sí dejó claro “El Toro del Corrido” en su encuentro con los medios de comunicación en Las Lomas Eventos, es que no asistirá al tributo llamado Jenni Vive 2013.

“Me ofrecieron la Arena [para su tributo], pero se me hace todavía una falta de respeto hacerlo ahí por mi hermana, porque ahí es donde mi hermana cerró su ciclo, cerró su carrera, fue la última presentación de ella. Se me hace muy feo que el año pasado ella estuvo ahí y ahora este año ahí voy yo”, explicó.

Sin embargo, Lupillo respeta que su familia haya elegido este sitio para hacer su masivo en el que tendrán varios invitados.

“Cada quien tenemos nuestro pensamiento, nuestro ser, tenemos nuestro talento; si ellos piensan que está bien hacerlo, adelante. Yo nunca lo haría”, reiteró.

“Yo sí les digo a todos que para mí, volver a cantar en la Arena de Monterrey, van a tener que pasar muchos años, tres, cuatro o cinco. Para mí es un santuario que respeto porque ahí fue el cierre del ciclo de la carrera de la vida artística de mi hermana.

La Serenata de Respeto, que ofrecerá Lupillo a Jenni en la cancha deportiva de Iturbide, inciará a las 12:30 a.m. del nueve de diciembre y concluirá a las 3:28 a.m.

“Lo que vamos hacer en Iturbide es un evento con mucho cariño, con mucho amor, de todo corazón. Tuve la oportunidad de hacer la Plaza de Toros México con el homenaje a mi hermana en estas mismas fechas, pero decidí cambiarlo para acá, para Iturbide”, aseguró.

Lupillo Rivera no pudo evitar ponerse triste al recordar a Jenni Rivera, esto cuando mencionó que su hermana pasaba más tiempo con el público que con su familia.

Luego de hacer un breve silencio, sus ojos se llenaron de lágrimas y respondió que fueron pocas ocasiones las que compartió con ella durante el último año de vida de la artista.

“Fueron seis veces”, reveló Lupillo.